ALERGIAS ALIMENTARIAS

La dermatitis alérgica producida por una reacción adversa  a los alimentos no se puede diferenciar en cuanto sintomatología clínica de la dermatitis atópica que hemos visto en el capítulo anterior. La alergia alimentaria al igual que la dermatitis atópica se manifiesta con picor e inflamación provocando una alteración de la piel de nuestras mascotas, siendo característico además la presencia de otitis recurrentes. A diferencia de la atopia, en este tipo de reacciones alérgicas de la piel se da también a veces síntomas digestivos con episodios de vómitos, diarreas o heces blandas. Otros síntomas específicos de este tipo de alergias alimentarias son lesiones primarias como ronchas por toda la piel o también  picor en la zona alrededor del ano arrastrándose nuestra mascota el culete por el suelo como cuando tienen parásitos o las glándulas anales impactadas.

Provoca en nuestras mascotas una reacción de hipersensibilidad frente a determinados componentes alimentarios que causan una reacción inflamatoria alérgica y crónica de la piel.  Es decir el perro se rasca porque le pica y se provoca un autotraumatismo con alteración de la barrera cutánea y heridas abiertas que a su vez crean infecciones secundarias.  A partir de este momento nuestra mascota entra en un bucle del que es difícil salir mientras no cese la acción del componente alimentario en cuestión, porque la infección provoca más inflamación y las heridas abiertas por el rascado, favorecen la penetración de más infecciones como bacterias u hongos que agravan más el cuadro clínico.

Como en casi todos los casos de dermatología, para llegar al diagnóstico de esta enfermedad en nuestra clínica veterinaria se sigue un protocolo de piel muy estricto con el que podemos descartar muchas otras causas que cursan con síntomas similares. Para ello y después de descartar causas parasitarias e infecciosas,  se somete al perro a una “dieta de eliminación” que llamamos, en la que nuestra mascota solo puede comer una dieta especial con una proteína nobel (que no haya probado nunca) durante 8 semanas. Si mejora completamente se le vuelve a dar el alimento habitual y si recae el diagnóstico es definitivo: la causa sería una reacción adversa a los alimentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto a los alimentos que más frecuentemente causan alergia a nuestras mascotas están: los lácteos, la carne de vacuno y el trigo ; con menos frecuencia la carne de pollo y cordero, los huevos y la soja ; y solo en algún caso a pescado, cerdo, maíz, arroz y patata.

Se pueden dar alergias de ambos tipos (atópica y alimentaria) en un mismo individuo, si es así con la dieta de eliminación el paciente mejora solo parcialmente, si no mejora nada la alergia entonces sería por un problema de atopia exclusivamente.

Nuestro objetivo como dermatólogos veterinarios es conseguir una vez diagnosticado el problema: una piel sana y menos vulnerable. Para ello debemos primero recuperar la integridad de la piel con un tratamiento específico para tu mascota,  aliviando al mismo tiempo los síntomas de picor e inflamación en la piel. En este tipo de reacciones adversas a un componente alimentario determinado, la solución al problema de base es mucho más sencilla que en la dermatitis atópica (con un componente más estacional y climatológico que no podemos controlar).

En la clínica veterinaria María J. Cabeza pautaremos a largo plazo y una vez controladas las complicaciones, la dieta más apropiada para tu mascota que no contenga alimentos dañinos. Poco a poco se pueden ir introduciendo nuevos alimentos de uno en uno y cada dos semanas, comprobando cuales no causan reacción a nuestra mascota.

En la clínica veterinaria María J.Cabeza cuidamos en todo momento que nuestros pacientes no sufran de estrés cuando vienen a la clínica, trabajamos con cita para no hacerles esperar, tenemos salas canina y felina con un ambiente y medios adaptados para cada situación y manejo. Seguimos insistiendo en que es fundamental una buena desparasitación mensual por dentro y por fuera como recomienda a nivel de toda Europa la ESCCAP (www.esccap.org) y promovemos la medicina preventiva como único secreto para tener una mascota sana y feliz.

En nuestra tienda especializada podrás encontrar todo tipo de dietas adaptadas a tu caso particular, con proteínas nóbeles como el salmón, pato o venado; hidrolizadas que facilitan la digestibilidad y reducen la inflamación y con ácidos grasos y antioxidantes para mantener una piel sana y equilibrada. Con estas dietas se consigue mejorar los síntomas gastrointestinales en 21 días y la piel en tan solo 30 días.

Os invitamos a visitar nuestra clínica veterinaria en León  María  J. Cabeza para que podáis comentar vuestro caso con nosotros. Somos especialistas en dermatología canina y felina con los mejores medios y últimos avances al servicio de tus seres más queridos. Con más de 1000 casos de piel tratados con éxito durante este año. Os estamos esperando, como siempre estamos al servicio de vuestras mascotas!

http://mariacabeza.com/especialidades-medicas/