CACHORRO II: UN LUGAR PARA HACER SUS NECESIDADES, JUEGOS Y LAS TRES REGLAS DE ORO.

A nuestro nuevo cachorro puede tener algún “escape” dentro de casa, especialmente durante las primeras semanas de vida. Piense en comprar para los primeros días unos empapadores especiales que tenemos en la clínica, absorbentes y con feromonas para atraer naturalmente a su mascota, contribuirá al aprendizaje de unos buenos hábitos con mayor rapidez de higiene. Si usted tiene jardín, delimite una pequeña zona donde su cachorro haga sus necesidades.

 

El juego

Unos pocos juguetes seguros y de buena calidad harán que la vida de su cachorro sea más divertida. Establecerá un vínculo con su cachorro mucho más rápidamente jugando con él, ya que el juego constituye la base de un adiestramiento precoz.

La hora del juego también es la hora de hacer ejercicio durante los primeros días, antes de que pueda sacar a su cachorro a la calle, y contribuirá al buen desarrollo de huesos y articulaciones. Algunos de los juguetes buenos y seguros que pueden utilizar son los de tipo “Kong”, son conos huecos de goma prácticamente indestructibles. Pueden rellenarse de pienso o golosinas para entretener a su cachorro cuando tenga que dejarle sólo un rato. No le permita jugar con los juguetes de sus hijos, ni con los zapatos de la familia.

 

Reglas de oro

*Primera regla de oro: Prémiele cuando se porte bien

Los perros de todas las edades responden de forma muy positiva ante las recompensas, como alimentos, elogios o una combinación de ambos. Siempre que encuentre a su cachorro haciendo algo bien de forma espontánea, recompénsele para incentivar el buen comportamiento en el futuro. El momento de la recompensa es muy importante. Debe darse de 2-3 segundos tras el buen comportamiento, o su cachorro asociará la recompensa con otra conducta  y no con la que usted quería recompensar y estimular.

*Segunda regla de oro: Impida e ignore comportamientos indeseados

Los perros jóvenes suelen mordisquear objetos, es parte de su conducta exploratoria. Los objetos de su interés suelen ser  almohadas, zapatos o las esquinas de armarios de madera y otros muebles.

Hay que enseñar al cachorro qué puede hacer y qué no. Debe existir una distinción clara entre las cosas que puede mordisquear y las que no. Los juguetes que se le dan para jugar y morder deben estar claramente diferenciados de las cosas que no debe mordisquear (por ejemplo: no le dé unos zapatos viejos para que juegue)

 *Tercera regla de oro: interrúmpale cuando haga falta

Algunos tipos de conducta pueden ser tan malos o potencialmente peligrosos que ignorar al cachorro no es suficiente. En estos casos deberá interrumpir el comportamiento con la palabra “no”.

No se trata de gritar a su cachorro ni de reñirle, puesto que él no sabe que morder un cable eléctrico está mal hecho. Simplemente haga un sonido que interrumpa la conducta, atraiga la atención del cachorro y prémiele cuando pare y le preste atención.

 

Enla Clínica VeterinariaMaría J. Cabeza encontrará todo lo necesario para su nuevo cachorro. Venga a conocernos, estaremos encantados de atenderle.

Estamos en el centro de la ciudad de León, frente al Corte Inglés, en c/Padre Javier de Valladolid 7 24005- León.  Pídanos cita en el  987 256690.

http://mariacabeza.com/

See more at: http://www.hillspet.es/ and Alison Jones  book