El arma secreta de Fujitsu: ¡un podómetro para perros!

Fujitsu ha ido un paso más allá en el universo de los gadgets. Esta misma semana ha presentado por todo lo alto el artilugio con el que piensan revolucionar el mercado canino de Japón: un podómetro para mascotas llamado Wandant. Cuando hace unos meses la compañía nipona anunció que sus empleados se encontraban sumergidos en una nueva idea relacionada con los perros, pocos pensaron que apostarían tanto por este proyecto tecnológico.

Se trata de un pequeño aparato con pantalla que se sujeta al collar del perro. Además de calcular los pasos del animal (fijándose en los movimientos realizados por las patas delanteras), es capaz de registrar los temblores del perro y los cambios de temperatura. También dispone de un diario fotográfico de la mascota, permite incluir información relevante como las cantidades de comida que ingiere y ayuda a llevar la cuenta de las veces que hace sus necesidades.

Podómetro

Todos estos datos, que se van registrando cada diez minutos, se vuelcan en una página web automáticamente donde se incluyen gráficos y tablas para llevar el control del correcto bienestar de la mascota. Con estas herramientas, disponibles en la nube, Fujitsu está segura de que incluso prevendrán la obesidad del animal. Eso sí, a partir del primer año consultar la web costará alrededor de cinco euros al mes.

Aunque a simple vista el lanzamiento de Wandant pueda parecer una locura, la estrategia de Fujitsu ha sido evaluada con gran detalle. No solo porque publicarán un amplio estudio científico el año que viene, junto a veterinarios de prestigio, que secunde su novedosa propuesta, sino porque saben que está aumentando considerablemente el número de japoneses que optan por adoptar un amigo canino. Un público objetivo en alza.

Las malas noticias: según ha prometido Fujitsu no hay planes de poner a la venta este gadget en otros países. Las buenas: se podrá adquirir en la tienda de Amazon japonesa. Eso sí, previo desembolso de unos 100 euros, más los gastos de envío. Y es que, ¿tu perro merece tanta atención? Como siempre, eso lo decidirá el consumidor.