EL PEDIGRI DE LOS GATOS. PARTE I

Esta el la parte 1. Si deseas ir a la segunda parte pulsa aqui.
Si analizamos a estos increíbles felinos, observamos que la gran mayoría de ellos no tienen pedigrí, es decir, no pertenecen  a ninguna de las razas puras establecidas por las asociación felina española (ASFE). Son los que comúnmente llamamos “gatos comunes o callejeros”. Entonces los gatos que tenemos como mascotas en nuestros hogares, los llamados “gatos domésticos”, normalmente tampoco tienen raza pura como tal, sino que son el resultado de generaciones de cruces casuales, lo cual no quiere decir que no predominen en ellos características de ciertas razas puras establecidas.

Este hecho podría hacer pensar al dueño de un gato de raza pura (con pedigrí) que su gato es superior a los demás, pero las pruebas parecen mostrar todo lo contrario. ¿Por qué? Porque los cruces casuales son una muestra de la evolución de las especies, de manera que los individuos más débiles van desapareciendo y los más fuertes son los que perduran.

Hoy en día, la evolución natural  de estos felinos se ha visto truncada por el “capricho humano” de disponer cruces artificiales y ciertas manipulaciones genéticas, que en muchos casos han supuesto incluso, la aparición de razas con problemas muy serios de salud. Un ejemplo muy claro de este hecho es el persa pequinés, reconocido en Norteamérica, cuya cría artificial con el objeto de reducir el tamaño de su nariz y que ésta tenga la forma chata típica, ha provocado en el animal problemas respiratorios, de los conductos nasolacrimales y un mal cierre de su dentadura, lo cual le impide comer con normalidad.

Gato persa pequinés

Las estadísticas indican que 1 de cada 15 gatos domésticos tiene pedigrí. Para demostrar que el gato tiene pedigrí, es necesario que su “árbol genealógico” se remonte a 4 generaciones o más de miembros inscritos, todos de la misma raza, en el registro genealógico correspondiente. Pero claro, este hecho en la mayoría de los gatos es imposible de demostrar, pues en muchas ocasiones ni siquiera se puede saber con total seguridad cuales son sus propios progenitores.

En una primera clasificación y a grandes rasgos, según su función en la sociedad,  nos encontramos con tres grandes tipos de gatos:

-El gato doméstico: Nuestra preciada mascota.

-El gato trabajador: Nos referimos a los gatos de “granja”, que viven en libertad y que de forma intencionada dada su gran capacidad a la hora de cazar ratones, son enormemente apreciados y utilizados para esta función.

-El gato callejero: Se trata de gatos domésticos abandonados o extraviados y sus descendientes, del mismo modo que gatos que provienen del cierre de granjas. Estos gatos aprenden a sobrevivir con lo que “encuentran en la calle”.

Tras muchos años de selección, nos encontramos en la actualidad con 100 razas reconocidas de gatos. Una clasificación basada en estándares raciales según la ASFE,  organiza dichas razas en 4 categorías. Aquí explicaremos de forma resumida algunas de ellas.

 CATEGORIA I – Los persas y exóticos:

Ambos se parecen mucho en su cuerpo, distinguiéndose en cuanto a la longitud de su pelo. Mientras que el gato persa tiene el pelo largo, el exótico lo tiene corto. Además, el gato exótico difiere en su comportamiento, ya que es un gato muy cariñoso y dependiente de sus dueños. Llega a ser tan cariñoso, que muchos dueños afirman que se parece a un perro, y llega a responder a la llamada de su amo. El gato persa, aun cariñoso, es mucho más independiente. Dedicaremos otro artículo en exclusiva  a este tipo de gatos, para no extendernos demasiado.

Gato exotico

CATEGORIA II – Los de pelo semilargo:

Dentro de esta clasificación encontramos varias razas de gatos:

-American Curl:

Comúnmente conocido como el gato de las orejas curvadas hacia atrás. Tiene un cuerpo de un tamaño medio, su pelo es sedoso, fino y su cola es larga con la base ancha, con mucho pelo. El párpado superior es ovalado y el inferior es redondo. Este gato es muy sociable y sensible.  Se relacionan muy bien con otras mascotas y sienten un gran apego por sus dueños. Es un gato bastante silencioso y que no maulla demasiado.

Gato american curl

-Angora turco:

Este gato tiene la cabeza pequeña, triangular y los ojos almendrados. Sus orejas son grandes y puntiagudas. Cola con base ancha y punta fina. Carece de pelusa lanosa. El pelo de la zona del vientre es característicamente ondulado.

Es muy independiente, muy curioso y juguetón, pero es ante todo, extremadamente cariñoso con sus dueños. Da cariño en abundancia pero también lo exige. Además, sobresalen por su extremada inteligencia, por lo que se recomienda educarlos desde pequeños, ya que si no se pueden convertir en gatos traviesos. Esto se debe a que son cabezotas y muy enérgicos, aspectos de su personalidad que deben ser limados. Gato muy comunicativo, que sabe expresarse con claridad gracias a sus gestos y maullidos. Como curiosidad,  este gato adora el agua, aspecto que la mayoría de los gatos, no hace.

Es importante comentar que muchos Angora de pelaje completamente blanco, y con los ojos azules son sordos de nacimiento, debido a un gen característico en esta raza. Conviene pues tenerlo en cuenta a la hora de acudir a la revisión vacunal de nuestro gatito.

Gato angora turco

-Bosque de Noruega:

Cabeza triangular, con orejas pinceladas como las de los linces. Tiene gran cantidad de pelo por todo su cuerpo. Su cola es bastante larga. Gato muy fuerte y musculoso. Ojos grandes y almendrados.  Respecto a su comportamiento, se lleva bien con otros gatos, y sobre todo, es amante de los lugares altos, por lo que es recomendable disponer en el piso o casa un lugar alto para que pueda escalar y observar desde su atalaya.

Gato bosque de noruega

-Británico de pelo largo:

Cabeza redonda grande, con mentón fuerte. Ojos redondos y grandes, dotados de un color que siempre tiene armonía con el color del manto. Pelo muy denso y sedoso. Cola gruesa con punta redonda y bien tupida. Cuerpo fuerte y muy musculoso. Todo ello le dota de un aspecto adorable, como si se tratara de un peluche. Respecto a su comportamiento, se trata de un gato muy independiente y tímido. Por ello se le puede dar afecto y jugar con él, pero debe ser cuando esté receptivo, ya que en ocasiones le gusta estar solo en su “rincón favorito”.  En la convivencia con niños, nunca se acercará demasiado a ellos, y si los niños se le acercan, es muy probable que huya. (Pero es muy pacífico, por lo que no causan problemas). Es un gato muy glotón, por lo que ese aspecto debe ser controlado. Se ha comprobado estadísticamente que esta raza tiene mayor propensión que otras razas a la cardiomiopatía dilatada y a los tromboembolismos.

Gato britanico de pelo largo

-Highland fold:

De cabeza y ojos grandes y redondeados.  Es un gato musculoso y fuerte. Pelo muy denso con bastante subpelo. Sus patas son cortas y robustas con los pies bastante anchos también. Nariz bastante ancha, aunque corta. Tiene grandes mofletes, los cuales rodean su hocico que es corto y sus orejas están un poco dobladas hacia el centro de manera que se incrementa aún más la sensación de redondez de la cara. Es un gato que parece un peluche pero bastante fuerte. En cuanto a su comportamiento es un gato muy tranquilo, paciente, y para nada travieso.  Tiene una mirada auténtica, parecida a las de los búhos. Son tranquilos pero muy curiosos, por lo que dentro de su tremenda calma, les gusta inspeccionar todo. Les gusta mucho dormir en la cama.

Gato Highland Fold

-Gato Javanés:

Gato que destaca por sus orejas largas y de forma triangular, cabeza de la misma forma y ojos almendrados oblicuos de color verde esmeralda.  Es muy esbelto, grácil y elegante. Pese a su aparente fragilidad, es un gato fuerte que es capaz de dar saltos increíbles.

Pelo fino y sedoso, sin pelusa lanosa. Sobre su comportamiento es un gato muy dócil y afectuoso. Es bastante comunicativo, y sus maullidos son muy expresivos, de manera que con el tiempo se entiende perfectamente sus estados de ánimo y qué es lo que quiere.

Gato Javanés

- Maine Coon:

Es un gato muy grande y fuerte. Tiene una cabeza peculiar, de manera que si miramos su perfil, nos daremos cuenta de que es claramente cóncavo, lo cual quiere decir que su labio inferior se encuentra ubicado muy por detrás de la línea que va desde su nariz al mentón. Además, tiene la frente abombada y los pómulos elevados (bastante marcados). Sus orejas son bastante grandes. Ojos ovalados de color claro, bien separados.

Su pelaje es denso y flotante, salvo en su cabeza y patas, donde es corto. Su cola es larga, ancha en la base y se va afinando hasta llegar a la punta. Tiene un ligero parecido con la cola de un mapache.

Gato Maine Coon

-Neva Masquerade:

Gato de tamaño mediano, bastante fuerte. Cabeza corta, de forma triangular. Su frente está algo curvada. Tiene una nariz bastante ancha, y unas mejillas muy marcadas. Además, su mentón es bastante prominente. Sus ojos son grandes, ovalados y de color azul (zafiro). Su cuello es grueso y sus patas son fuertes y cortas. Cola ancha. Su pelaje es fino y denso con un característico brillo en la zona de su espalda. Tiene pelo hasta entre los dedos de las patas.

Suele ser muy glotón, por lo que hay que controlar bastante su alimentación. Por lo demás es un animal muy tranquilo, sociable y mimoso. Es muy buen pescador y cazador, por lo que preferirá vivir en residencias con posibilidades de escapadas al aire libre.

Gato-Neva-Masquerade

-Gato Ragdoll:

Gato grande de aspecto muy sólido y fuerte. Ojos grandes, ovalados, de color azul. Pecho ancho, patas traseras más largas que las delanteras. Pelo denso y suave. Cola bien tupida. Pelo corto en la cara. Lo que más caracteriza a esta raza es su extrema docilidad, pues se le llega a denominar “muñeca de trapo”, ya que al cogerlo se relaja completamente. Además apenas maulla, y cuando lo hace, emite un maullido muy débil. Es incluso un gato muy tolerante con otras mascotas, por lo que es una de las razas más apreciadas dentro de todos estos amables felinos. Lo único que lleva bastante mal es la soledad. (Quiere estar siempre acompañado).

Gato Ragdoll

-Sagrado de Birmania:

De cabeza fuerte y ancha (de forma ni redonda ni triangular, algo intermedio), con tamaño de cuerpo mediano. Su pelo es largo. Ojos grandes, almendrados, oblicuos, de color azul. Además, muchos presentan lo que se denominan “guantes blancos”, es decir los pies blancos y el resto de las patas de otro color.

Pero lo que más lo caracteriza es su carácter extremadamente sociable, pues nunca se quejan, y en lugar de emitir un maullido generalmente ronronean. A pesar de que suelen centrarse más en un miembro de la familia, que en los demás, no acaban siendo gatos de una sola persona. Son gatos juguetones, pero muy tranquilos, por lo que no harán travesuras. Les gusta la gente, pero nunca pretenderán ser el centro de atención. Estarán siempre presentes en toda actividad de la casa, haciendo compañía.

Lo más cautivador de este gato es su tendencia natural a mantener contacto visual con su dueño, como muestra de afecto. Si se corresponde su mirada tierna, hablándole con cariño y de forma sosegada, es seguro que cerrará los ojos y los volverá a abrir (es su forma de lanzar un beso a su dueño). Además es un gato al cual le encantan las visitas, por lo que estará pendiente siempre del timbre de nuestra casa.

Gato Sagrado de Birmania

-Gato siberiano

Presenta largo pelaje, con coloración típica atigrada, con colores desde el marrón al gris, y como otros gatos de bosque, posee más cantidad de pelo en el cuello. Destacan las líneas redondeadas en la cabeza, las orejas, y los ojos. Las patas son anchas, siendo las traseras más largas que las delanteras, para realizar grandes saltos. La cola es más ancha en la base que en la punta y tiene el pelo largo y muy denso. Es tranquilo y afectuoso pero no especialmente sumiso. Es bastante activo y le encanta trepar. Tiene la gran necesidad de salir al exterior. Es un gato grande.

No obstante se porta bien con niños y otros animales. Es bastante comunicativo.

Es el gato ideal para las personas alérgicas, ya que su dander (caspa producida por su piel), no contiene la proteína de Fel D1, causante del 80% de las alergias de gatos a humanos.

Gato Siberiano

-Gato Van Turco:

Cabeza corta, triangular e inclinada hacia abajo. Sus ojos son como los de las personas orientales. Pelaje blanco y sin pelusa lanosa. Con una mancha simétrica en forma de mariposa en la cabeza, dividida por una flama blanca y otra mancha desde el final de la grupa hasta el extremo de la cola. Estas manchas pueden ser rojas, crema, negras, verdes o azules. Todo ello hace que tengan un motivo “van” característico de esta raza. Suele ser un gato sano aunque podría sufrir de sordera; anomalía hereditaria de las razas blancas.

Es un gato bueno de carácter, muy activo y temperamental a la par que juguetón y curioso. Les gusta el agua, si tiene la oportunidad de vivir cerca de un río o lago no será difícil encontrarlo chapoteando por la orilla. Se adaptan fácilmente a vivir en todo tipo de entornos y se relaciona bien con niños y otras mascotas.

Gato Van Turco

Tras estas dos grandes categorías de gatos con sus razas, quedan aún dos categorías más, de las que os hablaremos en la segunda parte de este artículo:

CATEGORIA III- Los de pelo corto.

CATEGORIA IV- Los siameses y orientales.

Si quieres saber más sobre gatos, puedes visitarnos en nuestra clínica veterinaria en León, ya que somos especialistas en estos bellos felinos.

Además, si deseas adquirir un gato, te recomendamos que eches un vistazo en esta web http://www.asfe.net/criadores.html, en la cual puedes contactar con criadores de las razas más bellas de gatos que te puedas imaginar.