FRACTURA DE HUMERO EN GATITO JOVEN

No es nada raro que nuestros amigos felinos, sobre todo los más jovencitos y menos experimentados en su afán de jugar y no parar se lesionen como en el caso que os presentamos hoy de nuestro amiguito de la clínica veterinaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este caso nos llega Canela un gatito macho común europeo, de tan solo 5 meses, con una rotura de húmero al caérsele un rascador encima de la patita en pleno juego con su compañera también felina Negrita. Por supuesto una fractura es una emergencia y lógicamente el gatito empezará a maullar porque tiene mucho dolor.

Por tanto debemos recordar que hay que guardar la calma, meter al gato en un transportín con una mantita para que este mullido manipulándolo lo menos posible y acudir a la clínica veterinaria de inmediato.

Al llegar a la clínica veterinaria os atenderemos y en estos casos conviene sedar ligeramente al animal y aplicar analgesia para que el gatito se calme y no tenga dolor. Estabilizado el paciente hacemos las pruebas pertinentes analítica y radiografía en este caso, y observamos radiológicamente una fractura a nivel humeral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se habla con los dueños y se les aconseja una intervención temprana para recuperar la extremidad del paciente, siempre con mejor pronóstico que si se hace días más tarde. En este caso se opera a la mañana siguiente y se decide un sistema de fijación externa con clavo intramedular. Primero introducimos el clavo intramedular para alinear la fractura y luego añadimos varias agujas roscadas para dar más estabilidad a la fractura y las conectamos al clavo intramedular. Al terminar la cirugía se protege todo el sistema con una espuma especial para evitar que se lesione el gatito.

El gatito ya puede caminar al día siguiente, pues el resultado de la cirugía ha sido todo un éxito. Lo más importante ahora es que el gatito mantenga un reposo estricto hasta la completa cicatrización del hueso, que suele ser entre cinco y seis semanas, después de las cuales se procede a retirar las agujas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A día de hoy y después de 6 meses de la intervención quirúrgica, con el crecimiento completado del gatito, Canela salta, corre y juega con su amiga Negrita y  juntos hacen una vida totalmente normal para los gatos de su edad.

Si tienes esta o cualquier tipo de emergencia con tu mascota, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te ayudaremos.

http://mariacabeza.com/servicios-de-emergencias/