HAZLE VACUNAR, REGÁLALE VIDA

Tanto los perros como los gatos pueden entrar en contacto con múltiples enfermedades en la calle, los parques, con el contacto con otros animales, etc, sin que seamos conscientes de ello. Aunque no salgan de casa pueden estar expuestos a enfermedades que puedes traer tú mismo del exterior, en tus zapatos, ropa, etc. Estas enfermedades pueden tener graves consecuencias, algunas son mortales.

La vacunación previene que tu perro o gato sufra muchas enfermedades, y le prepara para responder de forma más eficaz frente a las infecciones. Por ello desde la Clínica Veterinaria María J. Cabeza, insistimos en que es esencial al menos una visita al año para poder  seguir el plan preventivo específico adecuado a las características de tu mascota y su entorno.

Presentamos hoy los beneficios de la prevención de enfermedades infecciosas a través de la vacunación, respondiendo a tus dudas principales.

¿Por qué debo vacunar a mi perro o gato, si está sano?

Todas las mascotas están expuestas a enfermedades infecciosas. La mejor manera de prevenir un posible contagio y enfermedad es la vacunación. Normalmente las vacunas se administran sobre animales sanos, para reforzar su sistema inmune: si tu mascota está sana, es el momento adecuado para protegerle de cara al futuro.

Tras la vacunación de mi animal, la veterinaria, me ha dado cita dentro de un par de semanas para otra vacunación. ¿Es normal?

La vacunación es un acto veterinario importante, y para conseguir una óptima protección de las mascotas se debe cumplir con los protocolos de administración más pertinentes en cada caso. Muchas veces, una buena protección requiere unas repeticiones de las vacunas. En la clínica veterinaria María J. Cabeza, conocemos la mejor estrategia en cada caso, déjate asesorar.

Mi mascota no sale de casa y no creo que esté en riesgo. ¿Es necesaria la vacunación?

Tu mascota puede no salir de casa, pero de todas formas está expuesta a multitud de riesgos del exterior, ya que las personas, la ropa, los zapatos, y todo objeto que venga del exterior puede llevar consigo enfermedades, sin que tú lo sepas. Es por esta razón que debes proteger a tu mascota, aunque no salga de casa.

Vacuné a mi mascota hace unos años, no recuerdo cuando ni contra qué. ¿Qué puedo hacer?

Una óptima protección de tu mascota requiere un correcto seguimiento del protocolo de administración. La mayoría de las veces, son necesarios recuerdos vacunales anuales. Si olvidaste la siguiente cita o no recuerdas contra qué tu mascota fue vacunada, no es ningún problema: nosotros sabemos cómo aportar una máxima protección a tu mascota en todo momento. Pregúntanos en la clínica, estaremos encantados de atenderte.

¿Qué es una vacuna?

Una vacuna es un medicamento que activa el sistema inmune, preparándolo y reforzándolo frente a futuros peligros de infecciones. El objetivo de las vacunas es prevenir enfermedades graves antes de que estas aparezcan, y evitar, o disminuir fuertemente, los síntomas de una enfermedad. Su utilización también permite disminuir el riesgo de transmisión entre animales.

Vacunar a mi mascota me parece caro, no le veo interés

La visita de vacunación no es una mera inyección, sino que es un acto veterinario importante: en la Clínica María J. Cabeza, hacemos un examen clínico, o sea, una valoración del estado de salud de tu mascota, que puede llevar a detectar algún problema de salud en una fase inicial. Además, te aconsejaremos sobre cómo cuidar la salud de tu animal: ¡es el momento adecuado para resolver las dudas que puedas tener al respecto!

La vacunación, como tratamiento preventivo, es un acto de responsabilidad, que puede evitar graves problemas de salud en tu mascota en el futuro. Hazle vacunar, regálale vida.

¿Puedo vacunar yo mismo a mi mascota?

La vacunación es un acto médico 100% veterinario, y debe ser efectuada, en todos los casos, por un veterinario. Esto es muy importante, ya que tu veterinario es el único que puede revisar la salud de tu mascota antes de la vacunación, administrarla correctamente, evitando riesgos innecesarios.

Quiero proteger a mi perro/gato pero me da miedo que le provoque dolor

Una inyección requiere un pinchazo, ciertamente. Sin embargo, debes tener en cuenta que dura muy poco, y que la mayoría de las mascotas, o no se dan cuenta, o sienten el pinchazo levemente. Si el miedo te impide llevar a tu mascota a la clínica, piensa en los beneficios de una buena protección inmunitaria, que son mucho mayores que un pinchazo pasajero. Vacunar es regalar vida.

¿Puede ocasionar problemas una vacuna?

Una vacuna es un medicamento, y como todo medicamento, puede tener efectos secundarios, que son poco frecuentes, en general leves, y en muy pocas ocasiones pueden ser más graves. Para minimizar estos riesgos, es crucial que la vacunación sea efectuada por tu veterinario, que tiene los conocimientos y experiencia suficiente para analizar el estado de salud de tu mascota y valorar la relación beneficio/riesgo en cada caso.

VACUNACION EN PERROS

 

PARVOVIRUS:

La parvovirosis canina (PVC) es una infección que afecta tanto a los glóbulos rojos de la sangre como al tracto gastrointestinal, y puede llegar al corazón. Debe ser tratada a tiempo, de lo contrario, el virus puede acabar con la vida del perro en pocos días. Aproximadamente el 75% de los cachorros menores de 5 meses y del 2 al 3% de los perros mayores mueren por este virus.

Se trata de uno de los virus perrunos más resistentes y contagiosos. Puede resistir el calor, el frío, la humedad o la sequedad y puede contaminar los collares, las correas, y los alimentos.

Transmisión :

El perro puede infectarse por distintas vías:

  • Contacto directo con otros perros que estén infectados o con lugares contaminados (como por ejemplo, los parques)
  • A través de las heces de perros contagiados
  • Si una perra está embarazada y se encuentra infectada, los cachorros también nacerán infectados.

Prevención :

Es esencial seguir el programa de vacunación que aconseje el veterinario en cada caso y mantener una buena higiene del entorno del perro.

MOQUILLO:

El moquillo es una infección viral que afecta los aparatos gastrointestinal y respiratorio del perro. No es excesivamente resistente, pero sí muy contagioso. Por ello, hasta que el perro no haya sido vacunado es importante evitar su contacto con otros perros. Desde que el perro inhala el virus hasta que éste se expande por todo su organismo, tan solo pasan 48 horas.

Transmisión :

Es prácticamente imposible controlarlo , ya que se transmite por :

  • Corrientes de aire
  • Contacto directo con fluidos corporales de perros infectados o con comida y agua contaminadas por estos fluidos, así como con lugares contaminados.

Prevención:

El método más eficaz de combatirlo es la vacuna. Se debe administrar al perro a los dos meses de edad, aplicando una segunda dosis al cabo de un año. Se tendrán que subministrar más dosis cada dos o tres años durante toda la vida del perro, pero ya será el veterinario quien se encargará de llevarlo al día.

LEPTOSPIROSIS:

La Leptospirosis es una enfermedad infecciosa y contagiosa que afecta a diferentes órganos, básicamente hígado y riñón. Es una zoonosis, o dicho en otras palabras, puede ser transmitida de los perros a las personas.

Transmisión :

  • Contacto directo con fluidos de perros infectados
  • Contacto indirecto al roer o lamer objetos o materiales con fluidos contaminados
  • Beber agua contaminada
  • Zonas con humedad y fuertes lluvias.

Prevención :

Es muy simple, la mejor forma de prevenir es la vacunación anual. Hay distintos programas de vacunación: exclusivamente frente a la Leptospira, o de forma combinada con otros procesos como Hepatitis, Moquillo o Parvovirosis. Debe ser el veterinario quien aconseje cómo y cuándo debemos vacunar a nuestra mascota.

TRAQUEOBRONQUITIS (TOS DE LAS PERRERAS):

La traqueobronquitis, popularmente conocida como tos perrera, es una de las patologías respiratorias más comunes que afecta a las vías respiratorias altas, garganta, tráquea y bronquios, sobretodo en otoño e invierno. Es muy contagiosa entre los perros y más aún, en zonas donde se concentran varios animales juntos.

Transmisión :

Se transmite por contacto directo a través del aire mediante la tos y estornudo o de forma indirecta a través del contacto con utensilios, ropa o personas que hayan tenido contacto con el virus. Es más propenso a encontrarse en determinados lugares como residencias caninas, exposiciones, guarderías, tiendas de animales, criaderos…

Prevención:

La mejor prevención son las vacunas que protegen al perro durante un año. Aun habiendo sido vacunado, el perro puede contraer la enfermedad, pero de una forma menos severa. Por todo ello el veterinario es quien debe decidir en última instancia la conveniencia o no de vacunar a su perro de esta enfermedad.

HERPESVIRUS CANINO:

El Herpes Virus Canino (HVC), es una enfermedad que afecta a nivel mundial a los cachorros recién nacidos provocando su muerte.

Transmisión :

La transmisión es por contacto directo con fluidos corporales de otros perros infectados, dado que el HVC es inestable en el medio ambiente.

Prevención:

Mediante la vacunación, aunque esta no es 100 % eficaz. Se aplica a la hembra gestante en dos dosis. El veterinario siempre indicará cómo y cuándo dependiendo de la perra.

BABESIOSIS:

La babesia o babesiosis es una enfermedad parasitaria producida por las garrapatas que viven en España y que afecta a los glóbulos rojos sanguíneos. Los perros con esta enfermedad pueden sufrir desde anorexia y apatía, hasta anemia hemolítica, shock y finalmente, la muerte.

Transmisión:

Se transmite a través de la picadura de la garrapata, concretamente a través de su saliva, cuando se alimenta de la sangre del animal.

Prevención:

La mejor protección frente a la babesiosis canina actualmente se encuentra en la prevención mediante la vacunación y con antiparasitarios externos. 

PARAINFLUENZA:

Es un virus que forma parte del complejo de patógenos que causan la traqueobronquitis infecciosa canina.

Transmisión:

Se transmite por el aire, de manera que un perro, al toser, expela el virus al aire y al ser inhalado por otro, se asienta en la primera parte del aparato respiratorio produciendo la infección.

Prevención:

Para prevenirlo es esencial la vacunación.

VACUNACION EN GATOS

 

CALICIVIRUS:

La infección por Calicivirus felino (FCV) suele provocar un cuadro moderado de gripe felina. El signo principal es la aparición de úlceras en la boca (en lengua y paladar) o en la nariz.

Transmisión:

La transmisión se produce principalmente por contacto directo, pero también es frecuente la transmisión indirecta, porque el virus conserva su capacidad infecciosa sobre las superficies secas hasta un mes. Esta última es de especial importancia en albergues, clínicas y criaderos, donde las secreciones pueden contaminar jaulas, comederos y ropa del personal. Son resistentes a muchos de los desinfectantes habituales.

Prevención:

Es imprescindible seguir la pauta vacunal recomendada por el veterinario, sobre todo a partir de los dos meses de edad. Esto es aún más importante en los gatos recogidos de la calle, ya que en ellos son más comunes este tipo de infecciones.

HERPESVIRUS:

Es un virus específico de gatos que causa conjuntivitis y enfermedad respiratoria superior.

Transmisión:

Es un virus muy contagioso que se transmite por vía aérea. Puede permanecer latente en las terminaciones nerviosas alrededor de los ojos y reactivarse meses o años después de la infección original por culpa del estrés (transporte, enfermedades).

Prevención:

Existen tres medidas básicas para prevenir el herpesvirus en los gatos. Como primera medida, evitar el contacto del gato con otros enfermos o susceptibles de estarlo. También es necesario evitar que sufra situaciones estresantes ambientales, así como que lleve una nutrición adecuada. Y por último, es vital reforzar la inmunidad y pasiva de los gatos a través de las vacunas correspondientes.

PANLEUCOPENIA:

Es un virus altamente contagioso que afecta a gatos de cualquier edad, sobre todo a aquellos menores de un año, así como a los ya enfermos y a aquellos domésticos no revacunados. Puede acabar produciendo la muerte. Esta enfermedad puede estar presente en cualquier lugar, debido a su estabilidad ambiental, y puede perdurar hasta cerca de un año en condiciones medio ambientales favorables.

Transmisión:

La transmisión puede ser por vía directa, a través del contacto con animales infectados o sus secreciones contaminadas. O bien, por vía indirecta, con materiales contaminados (ropas, calzados, etc.) o con pulgas o insectos vectores. También se puede transmitir de las gatas gestantes a su gatitos.

Prevención:

La vacunación es el factor más importante para reducir la presencia de la enfermedad. El veterinario establecerá la pauta de vacunación más adecuada para el gato dependiendo de muchos factores como la edad, la interferencia con los anticuerpos, su estado de salud, etc.

LEUCEMIA:

La leucemia felina es un virus que causa cáncer en las células sanguíneas llamadas linfocitos. Si el virus no es superado por el sistema inmune del gato puede acabar provocando su muerte.

Transmisión:

La transmisión se da a través de la saliva, el contacto directo con gatos infectados y la leche durante la lactancia.

Prevención:

La prevención es la mejor forma de combatir la leucemia felina. Al introducir un gato nuevo en casa, aún más si ya se tiene otro gato, se debe visitar al veterinario para que compruebe que no está infectado por este virus.

La vacunación protege en gran medida contra la Leucemia, por lo tanto, se debe tener vacunado al gato, y revacunarle anualmente.

CLAMIDIOSIS

La Clamidia causa una inflamación del revestimiento mucoso de la nariz y una conjuntivitis persistente. Los gatos más afectados pueden presentar síntomas más graves y desarrollar lesiones importantes en los ojos como úlceras de córnea y edema conjuntival, tos y estornudos. También puede afectar el aparato genital de los gatos.

Transmisión:

La forma de transmisión de la Clamidia es por contacto directo, por las secreciones conjuntivales o nasales de gatos infectados.

Prevención:

La vacunación es la única forma de prevenir la enfermedad. La vacuna no siempre evita la infección, pero reduce la gravedad de la enfermedad. Se considera más importante para los gatos que comparten su hogar con otros felinos con problemas de salud. Por lo tanto, es importante que se consulte al veterinario en función de las necesidades que se tengan, para que éste aconseje sobre el programa de vacunación más adecuado.

VACUNACION EN PERROS Y GATOS

 

RABIA:

La rabia es una enfermedad grave de origen viral que ataca el sistema nervioso y termina provocando la parálisis y muerte del perro o gato. Existen dos tipos de manifestación, la forma furiosa, en la que el animal se vuelve agresivo, y la forma paralítica, en la que se produce una parálisis de la garganta.

Transmisión:

La principal vía de transmisión es mediante la mordedura de un animal infectado, ya que el virus se encuentra en la saliva.

Prevención:

La única forma de prevenir la rabia es a través de la vacunación. Su vacuna es obligatoria en la mayoría de los países. Se puede llevar a cabo a partir de los tres meses de edad y después, tan sólo será necesario el refuerzo anual.

CAMPAÑA : “MASCOTAS LLENAS DE VIDA”

Este año, Laboratorios Merial ha creado una campaña optimista y muy participativa, en la que los propietarios y sus mascotas son los principales protagonistas. En su divertida web “Mascotas llenas de Vida”, los propietarios podrán compartir el mejor regalo que les hacen sus mascotas, consultar dudas e incluso descargarse una aplicación que les recuerde cuándo venir a vacunar a la Clínica Veterinaria.

http://mascotasllenasdevida.es/

“Hazle vacunar, regálale vida”.  Les esperamos en la Clínica Veterinaria María J.Cabeza.

CLINICAS VETERINARIAS  EN LEON _: CLINICA VETERINARIA MARIA J. CABEZA