JAPAN´S CAT CAFES

Una oportunidad de abrazar a aquellos que no pueden tener un mascota.

¿Qué hacer si usted es realmente  un amante de los animales, pero en su apartamento no permiten los gatos, o es demasiado pequeño para ellos?.

Si está en Tokyo, una “cafetería gato” (cat café ) es su respuesta. Después de todo, muchas personas que quieren la compañía de los animales son incapaces de mantenerlos en casa, por uno u otro motivo. Estos cafés, con  sus gatos “empleados”, son capaces de mejorar la vida de sus clientes como lo haría su  mascota, aunque sea sólo por unas horas al día.
Imagine una sala dedicada a las necesidades de los gatos – rascadores, los árboles para  gatos, y juguetes esparcidos por la alfombra – con unas cuantas sillas y sofás humanos ; ésta es una a idea bastante aproximada de lo que se va a encontrar en un “Japan cat café” o  ”café gato”. Los gatos que viven en estos cafés son, como se puede imaginar, muy sociables, y muchos clientes acuden  después del trabajo para hacerles una  visita y satisfacer su necesidad de abrazar a un amigo felino. La mayoría de los Japan Cat  tienen estrictas reglas  para asegurar que los gatos no son molestados  - no pueden ser despertados cuando duerme o retenidos contra su voluntad, y las luces se atenúan por la noche para que puedan dormir la siesta tranquilamente . Los cafés cierran a las 10 pm, así los mininos pueden descansar sin ser perturbados en modo alguno hasta la apertura del día siguiente por la tarde.

Los clientes de los cafés de gatos suelen ser jóvenes que trabajan y que no tienen el tiempo o el espacio para un gato, pero que todavía quieren experimentar el placer  de interactuar con las mascotas. ”Este lugar no está en mi camino al trabajo, pero aunque estoy bastante cansado, al terminar yo todavía paso por allí”, comentó un cliente habitual , Kazunori Hamanaka, a Reuters. ”Es realmente relajante.” Muchos clientes van a menudo, y tiene gatos favoritos con los que pasan el tiempo ,casi como sus propias mascotas. hacerles fotos  es un pasatiempo popular, y varios clientes han dedicado blogs sólo para sus colecciones de fotografía  de los Cat Cafés. Las tarifas de un Cafés gato en Tokyo  oscilan entre 1000 y 1200 yenes (entre $ 13 y $ 15 dólares) por hora :con frecuencia  muchos clientes simplemente traen libros para leer mientras se sientan en silencio con los gatos. La primera  cafetería de este tipo  abrió por primera vez en Taiwán en 1998, pero desde entonces se han extendido a China continental , y, por supuesto, Japón :pasatiempo popular, y varios clientes han dedicado blogs sólo para sus colecciones de fotografía Cat Cafe. Las tarifas de un Cafés gato en Tokio  oscilan entre 1000 y 1200 yenes (entre $ 13 y $ 15 dólares) por hora :con frecuencia  muchos clientes simplemente traen libros para leer mientras se sientan en silencio con los gatos. La primera  cafetería de este tipo  abrió por primera vez en Taiwán en 1998, pero desde entonces se han extendido a China continental , y, por supuesto, Japón:  Cat Cafe Nekorobi , Cat Cafe Nekokaigi. No obstante un “café gato”se ha inaugurado recientemente en Viena, por lo que es posible que estos locales comiencen a ser  más populares en Occidente.