QUERATITIS INMUNOMEDIADAS: PANNUS Y PIGMENTARIA

La queratitis inmunomediada es un proceso inflamatorio que se produce en la conjuntiva y córnea del ojo de nuestras mascotas,  por una reacción anómala de su organismo ante sus propias estructuras oculares. Los síntomas que vamos a observar pueden ser un ojo rojo e irritado, secreción mucosa, cambios de color en la cornea: azulada, enrojecida, manchas en la superficie del ojo y mala visión.

La córnea es la estructura transparente  del ojo a modo de parabrisas en un coche, que permite que pase la luz y tengamos visión. Cuando se produce una queratitis la cornea se inflama y puede producirse como en este caso una pigmentación, que sería como tener grandes cantidades de barro en el parabrisas de nuestro coche. Cuanto más pigmento menos visión pudiendo llegar a cubrir totalmente la cornea e impidiendo la visión, en los casos más severos si no se tratan a tiempo y correctamente pueden provocar incluso ceguera.

Existen dentro de las queratitis inmunomediadas dos variantes cada una de las cuales es característica de ciertas razas:

El Pannus: típico del Pastor Alemán y el Pastor Belga.

La Queratitis pigmentaria:  típica en el Bulldog francés y el Carlino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambas son enfermedades genéticas que se suelen dar en animales relativamente jóvenes empezando a manifestarlo a partir de los 3, 4 y hasta los 7 años, y que habitualmente son crónicas. Para llegar al diagnóstico de queratitis inmunomediada y poder valorar el tratamiento más adecuado en nuestra clínica veterinaria en León, realizamos a tu mascota un completo examen ocular con lámpara de hendidura y pruebas complementarias.

Afortunadamente hoy en día existen tratamientos que nos permiten detener el avance de esta enfermedad y con unos mínimos controles y revisiones nuestras mascotas pueden llevar una vida prácticamente normal. Puesto que se  trata de una enfermedad crónica, su cura definitiva no es posible, sin embargo, sí es posible controlarla y mejorar su evolución con un tratamiento de por vida.

Los Pannus típicos de Pastor alemán y Belga, también puede afectar a razas como los Huskys, Greyhound, Kelpie, Collies, así como a otros tipos de pastores. Suelen presentarse con mayor frecuencia en  perros que habitan en zonas de gran altitud y que pasan la mayor parte del día al aire libre. Se caracterizan por presentar lesiones en la córnea con manchas negras, blancas o rojas y podrían aparecer úlceras de difícil curación y de forma repetitiva.

Suele estar relacionada esta patología con la exposición a las radiaciones ultravioletas, por eso se recomienda en estos casos evitar en lo posible la exposición a la luz solar directa, que no haya suelos brillantes que reflejen la luz, así como zonas con nieve o piscinas. Igualmente, resultaría útil acostumbrar a los animales predispuestos al uso de gafas caninas con protección UVA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el caso de las queratitis pigmentarias de carlinos y bulldogs aparecen manchas marrones a modo de pigmento. La extirpación quirúrgica del pigmento generalmente no es eficaz a largo plazo ya que el pigmento tiende a reaparecer rápidamente. Si parece ser que las cantoplastias mediales y cirugía en el párpado inferior, evitan  la fricción en la superficie del ojo y puede retardar la progresión de la queratitis pigmentaria.

Es imprescindible que se sigan al pie de la letra todas las indicaciones y revisiones pautadas por el veterinario especialista y no suspender nunca la frecuencia y el modo de tratamiento sin su consentimiento,  pues podríamos incluso agravar el proceso.

En la clínica veterinaria María J.Cabeza contamos con todos los avances en Oftalmología veterinaria para llegar al diagnóstico y tratamiento más adecuados para que tu mascota recupere la visión y tenga una buena calidad de vida.

http://mariacabeza.com/especialidades-medicas/