ROTURA DE LIGAMENTO CRUZADO EN PERRO

La rotura del ligamento cruzado anterior es una de las patologías articulares de mayor incidencia en la clínica diaria y la principal causa de enfermedad articular degenerativa en la articulación de la rodilla.

En el caso que nos ocupa tenemos a Mara, una perra mestiza de 3 años de edad que viene a consulta de traumatología por una cojera de aparición brusca en la extremidad posterior izquierda (EPI), que según refieren sus dueños mejora con el tiempo pero sin llegar a curar. La perra desplazaba normalmente la extremidad, pero apoyándola sobre la punta de los dedos.

Se observó inflamación articular con aumento del líquido de la articulación, así como atrofia de la musculatura de la región femoral y movimientos articulares dolorosos. Ante la sospecha de la rotura del ligamento cruzado anterior se realizaron pruebas articulares específicas en esa extremidad, que dieron positivas en la EPI. En la exploración física se apreció un ligero chasquido durante la flexión y extensión de la articulación, producido seguramente por el desplazamiento del menisco medial.

Se le realizan a Mara pruebas de radiología, encontrando desplazamiento craneal de la tibia respecto al fémur, presencia de osteofitos y artrosis; así como un claro engrosamiento de la cápsula articular fibrosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actualmente hay dos enfoques quirúrgicos diferentes para reparar este problema. Por una parte, la cirugía que intenta que la articulación tenga la mayor estabilidad posible y por otra la que anula la función que realizaba ese ligamento.

En relación a este segundo enfoque encontramos la técnica quizás más moderna y actualmente preferida por los especialistas en traumatología, y que se denomina: TTA cuyo resultado es un cambio en la biomecánica de la rodilla al cambiar los ángulos de la articulación, de modo que el perro pueda apoyar la pata antes, enlenteciendo la progresión de la artrosis.

La gran ventaja de esta técnica con respecto a otras, es que, en perros grandes como es el caso de Mara, la tasa de complicaciones es mucho menor, y éstas son menos agresivas. Por lo que se trata como hemos apuntado, de una de las técnicas más modernas y adecuadas para resolver la rotura del ligamento cruzado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No obstante es importante tener en cuenta que el éxito en la resolución del problema de una rotura de ligamentos o de cualquier otro problema articular, de forma que nuestro paciente vuelva a jugar y a correr , se basa en una buena planificación  de la intervención , unos estudios y pruebas diagnósticas para cada caso que permitan al especialista elegir la mejor técnica para cada paciente , y una buena rehabilitación postquirúrgica . En nuestro caso trabajamos todos esos aspectos porque nos parece imprescindible tratar cada paciente como un caso único e individual. Esa es la clave de de nuestro éxito.  Y como comentábamos, tras la cirugía, como haríamos con una persona que se ha operado de ligamentos , necesita una rehabilitación en un centro especializado ( Fisiodog es el centro con el que trabajamos de forma exclusiva).Por ello pautamos la fisioterapia ,con láser,magnetoterapia o hidroterapia… según las indicaciones de la especialista, para que la recuperación y el trabajo que hemos realizado sea lo más satisfactorio posible, y Mara pueda volver a saltar y a correr como antes.

El éxito en la resolución de un problema es el resultado, como se puede deducir de todo lo expuesto, de un conjunto de muchas cosas : de medios y conocimientos ,de un buen equipo colaborador y de un paciente ; y cómo no  de su dueño responsable e implicado del mismo modo que lo hace su veterinario. Si te gusta esta filosofía de trabajo, tu clínica es sin duda la clínica veterinaria María J.Cabeza, ven a conocernos estamos en el centro de León (frente al Corte Inglés).

 http://mariacabeza.com/especialidades-medicas/