SARNA NOTOEDRICA FELINA

La sarna notoédrica es una enfermedad parasitaria provocada por el ácaro Notoedres cati, el cual forma nidos bajo la piel de los gatos, donde se alimentan y ponen huevos. Es muy contagiosa entre gatos y lo es también para las personas, por contacto directo o también a veces por el ambiente. Es bastante frecuente en colectividades, gatitos jóvenes,  residencias y en gatos con acceso al exterior.

Las hembras excavan túneles en la piel, donde ponen los huevos y se desarrollan, completando su ciclo biológico en 2-3 semanas. Esto nos da una idea de lo rápido que se reproducen y el daño que pueden llegar a hacer en un individuo si no se trata adecuadamente en tiempo y forma.

Los signos clínicos se caracterizan por un prurito muy intenso, pápulocostras eritematosas, alopecia, seborrea y pioderma. Comienza por la zona medial del pabellón auricular, cara y cuello y se extiende a extremidades y otras zonas.  Si el proceso avanza sin tratamiento, se puede cronificar la piel dando lugar a un patrón con hiperqueratosis e hiperpigmentación en las zonas más afectadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se recibe en la clínica veterinaria a Lana, una gatita común europeo  de mes y medio de edad. Presenta mal aspecto, pérdida de peso y está decaída. Viene con picor intenso y rascado continuo a nivel del pabellón auricular, con alopecia, enrojecimiento e inflamación de la piel. Aunque la dueña refiere que el cuadro es reciente, el rascado ya le ha provocado una fuerte irritación y heridas en la piel con infección bacteriana secundaria y engrosamiento de la piel en algunas zonas.

Se realizan los raspados y pruebas dermatológicas pertinentes y se encuentra además que en la exploración con lámpara de Wood,  la piel da fluorescencia a dermatofitos. El diagnóstico final después de las pruebas y los cultivos realizados a sido una infección mixta: Sarna notoédrica felina e infección de piel por Dermatofitos.

 

 

 

 

 

 

Se instaura un tratamiento tópico y sistémico a base de baños y tratamiento via oral, durante 4 semanas, que nos devuelven a una Lana totalmente distinta, con ganas de jugar y con un aspecto mucho más sanito. A día de hoy los cultivos dan negativo a dermatofitos y la piel está totalmente curada. Las recomendaciones para su dueña son una buena condición higiénica de la gatera y la bandeja para las heces de la gatita y  a modo de prevención, una buena desparasitación interna y externa  con Broadline de forma mensual toda su vida.

La Dermatología es una de las especialidades de nuestra clínica, si tu perro o gato no acaba de mejorar del todo o necesitas una segunda opinión, pide cita con nuestra dermatóloga y estaremos encantados de estudiar tu caso.

Clínica Veterinaria María J.Cabeza

http://mariacabeza.com/especialidades-medicas/