VIAJAR EN COMPAÑIA DE TU MASCOTA

A la hora de desplazarnos y viajar con nuestras mascotas, podemos decir que en España cada vez se van haciendo mejor las cosas, pero que aún nos queda mucho camino por recorrer. Si nos comparamos, por ejemplo, con países como Francia o Inglaterra, países en los que por norma general en sus restaurantes no existen carteles que impidan el acceso de animales y en los que en parkings existen carteles advirtiendo que, si un perro se encuentra bajo el sol, dentro de un coche, se romperá la ventanilla para liberarlo, detalles que todos los amantes de los animales deseamos que empiecen a implantarse también en España.

Las personas que compartimos nuestras vidas con mascotas, solemos hacernos siempre las mismas preguntas cuando llega el momento de viajar. ¿Viajamos con ellos? ¿los dejamos en casa? Y si es así, ¿quién se ocupa de ellos?. Normalmente la primera respuesta que nos viene a la cabeza es la de llevárnoslos con nosotros, ellos forman parte de la familia y nadie quiere prescindir de ningún miembro cuando estamos hablando de disfrutar.

En este momento habría que tener en cuenta si nuestra mascota es un perro o un gato. Así, si nuestra mascota es un gato, y el desplazamiento no es para un largo periodo de tiempo (más de 15 días) la opción más recomendable es que, en la medida de lo posible, intentemos que nuestro gato sea atendido en su propia casa para evitar que se estrese, ya que el gato es un animal que acusa cualquier cambio en su entorno puesto que es extremadamente territorial. Si por el contrario decidimos llevárnoslo con nosotros habrá que tener en cuenta algunos detalles que harán que nuestra mascota viaje más tranquila: utilizar feromonas durante el viaje y en el propio destino, acostumbrarle al trasportín, utilizar sus mantitas y juguetes durante el viaje e intentar adaptarlo lentamente al nuevo lugar de destino.

 

 

 

Cuando nuestra mascota no es un gato, sino un perro, tendremos especial cuidado en la forma en la que le transportamos y en que se encuentre cómodo. Para conseguir esto debemos de habituarle desde pequeño a subir y bajar del coche, a jugar en él como si se tratase un lugar más de juego y que lo llegue a asociar a un sitio tranquilo en el que pueda encontrarse seguro.

Tan importante como la forma de trasladar a nuestras mascotas es revisar su cartilla de vacunación y desparasitación. Dependiendo de nuestro lugar de destino tendremos en cuenta unas u otras vacunas y en caso de dudas debemos consultar con la compañía con la que viajamos y la embajada del país de destino antes del viaje. Pensad siempre que, si nosotros preparamos nuestro botiquín, nuestra mascota debe de llevar también el suyo.

Llegados a este punto nos vuelven a abordar preguntas tales como ¿dónde puedo ir que acepten animales? Hasta ahora no había más opciones que armarse de paciencia y emplear tiempo en buscar entre cientos de webs, catálogos y agencias algún lugar que aceptase a nuestros fieles amigos. En España por ejemplo desde este año tenemos una buena noticia, TRAVELGUAU ha puesto a nuestra disposición la primera guía en la que podemos consultar posibles destinos en los que no sólo acepten a nuestras mascotas, sino que, además, estarán encantados de recibirlas.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás disfrutar de la compañía de tu mascota en cualquier lugar al que te dirijas, haciendo de tus vacaciones una experiencia inolvidable.

https://www.travelguau.com/home

http://mariacabeza.com/duenos-de-mascotas/