Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

ARENA PARA GATOS

Introducción

Todos los que tenemos gatos en casa sabemos que son animales muy limpios y escrupulosos con su higiene diaria.

Ya estamos familiarizados con el uso de arenas para que puedan realizar sus deposiciones en la bandeja de forma adecuada y tenemos la ventaja de no tener que sacarlos para hacer sus necesidades.

Hoy en día vemos como crece la oferta en el mercado de diferentes tipos de arena para gatos, pero ¿sabes cuál es la arena que mejor se adapta a tu gato? No te preocupes te lo contamos a continuación.

Antes la gente usaba arena de la calle o restos de cenizas en la caja de arena de los gatos, pero ahora sea en el supermercado, en el veterinario o en los centros comerciales o tiendas especializadas para mascotas; nos podemos encontrar con una gran variedad de arenas para gatos.

Se puede encontrar una variedad inimaginable de arenas: como son las de sílice, de bentonita,  arcilla, maíz, perlitas, cristales de gel, cáscaras de nuez, papel reciclado, cáscaras de trigo, cortezas, pellets,  y muchos otros. También diferentes tamaños, texturas y con olores para elegir.

Si pensamos que los gatos para colmo son seres muy exigentes con su higiene diaria, podemos pensar que nos vamos a volver locos para adivinar cuál es la arena que prefiere mi gato. Diferentes tipos de arena para gatos:

Arena para gatos de arcilla

La arena más habitual y más conocida para nosotros es la de arcilla, que puede ser a su vez aglomerante y no aglomerante, y aún así en esta clase de arena hay muchas preparaciones comerciales diferentes.

La arcilla aglomerante está hecha de arcilla bentonita, que es muy absorbente y al humedecerse con la orina de tu gato forma grumos sólidos y es más fácil de recoger.

Esto facilita la limpieza de la bandeja de arena y dura más, aunque debemos cambiar toda la bandeja. Entre los inconvenientes están que es pesada para transportar y si es biodegradable.

La arcilla no aglomerante absorbe la orina  pero no forma aglomeraciones, formando más polvo y dejando orina en el fondo de la bandeja. Requiere de un cambio más frecuente por el olor que genera y no es biodegradable.

En algunos casos esta arena es más aceptada por los gatos y es más económica, pero tiene los inconvenientes comentados anteriormente.

Arena para gatos de cristales de gel de sílice

Es la arena que llamamos de perlitas o de cristales que son elaborados con pequeñas cuentas de gel de sílice similares al desecante de las pequeñas bolsas que vienen empaquetadas con productos que pueden dañarse por el exceso de humedad.

Entre las ventajas que tenemos están que son muy absorventes, controlan muy bien el olor y son fáciles de limpiar, pues no tiene polvo. Suelen tener un mayor coste pero duran más tiempo.

El problema es que a los gatos se les pegan los cristales a las patas y no les gusta y sobre todo los gatitos al lamerse durante un periodo prolongado e ingerir cantidades excesivas, pueden resultar perligrosos para su salud.

Incluso los productos químicos sintéticos que aromatizan la arena para gatos, aunque no tienen estudios de seguridad para las mascotas, si está demostrado que afectan a la salud respiratoria, endocrina e inmunológica de los humanos.

Arena para gatos de pino

La arena de pino es el resultado del reciclaje de restos de madera tratados previamente para eliminar las toxinas, los aceites y los alérgenos que posee la madera de forma natural. Suelen venir en gránulos o astillas de pino triturado y tiene un aroma a pino que nos va a ayudar a controlar el olor.

Este tipo de arena en forma de virutas y gránulos, se aglomera cuando el gato orina, formando bolas de aserrín que deben ser reemplazadas con cierta regularidad. Dura más pero genera algo de polvo.

Arena para gatos de pellets

Es una arena elaborada con papel reciclado que se convierte en bolitas o en gránulos. Entre las ventajas están que el papel no genera polvo, es muy absorbente y es totalmente biodegradable.

Este papel en forma de bolitas tiene como ventaja que no forma aglomeraciones cuando el gato orina, al contrario de los gránulos de madera de pino.

Arena para gatos de hierba

La arena de hierba es relativamente nueva y se caracteriza por ser una arena especial ecológica, aglomerante y biodegradable. Unas están formadas por hojarasca de grano fino elaborada de fibras, que controlan el olor y otras como la marca Touch of Outdoors de la Dra. Elsey, están fabricadas a partir de hierba de praderas de EEUU.

Arenas para gatos de cáscara de nuez

Es otra opción buena de arena para gatos ecológica, hecha a base de cáscaras de nuez de nogal trituradas de color marrón oscuro. La arena de cáscara de nuez de nogal tiene capacidad de aglomeración, proporciona un excelente control de olor, es muy absorbente y biodegradable.

Arenas para gatos de maíz o trigo

Son todas ellas arenas ecológicas, a base de granos de maíz o trigo molidos que son biodegradables, absorbentes y pueden controlar bien los olores. Son arenas aglomerantes que ensucian poco y no tienen polvo.

Tienen el inconveniente de ser ingredientes que pueden ser problemáticos para las mascotas que son alérgicas, y sobre todo en los gatitos jóvenes pueden ingerir cantidades importantes de estas arenas.

¿Cómo elijo la arena de mi gato?

A un gato le gusta la arena cuando entra y sale de la caja con normalidad sin hacer sus eliminaciones fuera de la misma. Si es así hemos elegido una arena para gatos adecuada para nuestro felino. No obstante, no solo influye el tipo de arena sino también la propia caja y donde la hemos puesto dentro de casa.

Una regla común para la amplia variedad de arenas para gatos que exiten hoy día en el mercado, es que a la mayoría de estos no les gustan las partículas grandes en las mismas. Esto es porque el sustrato de eliminación evolutivo en la naturaleza en los felinos ha sido siempre la arena natural.

Debemos tener en cuenta además, que a los gatos tampoco les agradan los aromas sintéticos ni los aditivos que se usan para controlar el olor de las arenas comerciales. Y por supuesto como hemos comentado anteriormente no conocemos todavía, ni existen estudios de seguridad suficientes de cómo pueden afectar estos productos químicos a la salud felina.

Otra opción, si nos animamos a cambiar a una arena ecológica o viene un compi felino nuevo y que parece que se adapta bien en casa, es descubrir qué tipo de arena prefieren nuestros gatos comprando varios tipos en cantidades pequeñas  y varias cajas económicas.

Las colocamos unas al lado de otras y vemos cuales se utilizan con más frecuencia. ¡En definitiva dejamos que sean ellos los que elijan la arena!

Problemas de aversión a la bandeja en gatos

Como hemos comentado en otros post, si notamos que nuestro gato cambia su comportamiento y comienza de repente a hacer sus necesidades fuera de la caja de arena, debemos estar alerta.

Por si fuese un problema de obstrucción o infección urinaria que requiere de una rápida intervención lo primero de todo, debemos llevarlo al veterinario por si fuese un problema de salud.

Si en nuestra clínica veterinaria no encuentran un problema de salud en nuestro animal, lo más probable es que sea un problema de comportamiento.

Entonces podemos tener en cuenta si la bandeja está en un lugar correcto dentro del hogar,  si existe un número suficiente de ellas  o si la limpieza de las mismas es la adecuada.

En cuanto a la localización de la caja de arena es importante que las mismas se encuentren alejadas de la lavadora o de otros dispositivos ruidosos. Separadas del área de descanso, área central o salón y de la zona de alimentación o comederos y bebederos.

Es importante que los gatos tengan varias cajas, sobre todo si hay más de un gato en casa. “La norma es poner dos cajas por cada gato”

¿Cómo limpio la caja de arena para gatos?

Una vez que sepamos el tipo de arena que prefiere nuestro gato, debemos asegurarnos de que la caja sea lo suficientemente profunda ( lo ideal son 10 cm si el gato no es anciano), pero que pueda entrar sin dificultad.

Los gatos son animales muy escrupulosos y que sobre todo conforme cumplen años pueden desarrollar con facilidad aversión a las bandejas, si estas tienen olores o no están meticulosamente limpias.

Sobre todo si la arena no viene perfumada debemos ser constantes en la higiene de la caja de arena, eliminando  todas las heces y aglomeraciones de orina  al menos dos veces al día.

La arena debe estar siempre limpia, seca y correctamente extendida. No debemos dejar arenas pegadas a los lados o fondo de la caja retirándolas siempre con una toallita o papel húmedo.

Una vez por semana se debe cambiar la totalidad de la arena de la caja y realizar una limpieza más profunda de la caja para eliminar los olores. Lavaremos la caja en su totalidad con agua caliente con jabón natural sin olores fuertes. Si la caja de arena es de plástico la renovaremos cada 1-2 años.

Recuerda que el secreto para controlar el olor de la caja de arena para gatos es mantenerla en perfectas condiciones de orden e higiene.

 

Sigue nuestros consejos y mantén el “baño” de tu gato limpio como a él le gusta, te ayudará a evitar problemas de aversión a la bandeja que luego son mucho más difíciles de solucionar.

 

clinica amable gatos-Maria J. Cabeza

En la clínica veterinaria María J. Cabeza somos “Cat Lovers”, esperamos que éste y otros consejos de nuestro Blog te sean de ayuda para la convivencia con tu felino.

Dra. Maria J Cabeza

Dra. Maria J Cabeza

Directora de la Clinica Veterinaria en León Maria J. Cabeza.
Veterinaria Colegiada:1397

5/5 (10 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

comportamiento felino

Comportamiento felino durante la cuarentena

COMPORTAMIENTO FELINO DURANTE LA CUARENTENA En la clínica veterinaria María J. Cabeza, como especialistas en medicina felina queremos daros algunas recomendaciones para

probioticos en perros

Los probióticos en perros y gatos

LOS PROBIOTICOS EN PERROS Y GATOS Los probióticos nos ofrecen desde hace tiempo beneficios para la salud de los humanos y también

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba