Medicina Interna Veterinaria

Inicio » Medicina Interna Veterinaria
medicina interna veterinaria en leon

MEDICINA INTERNA VETERINARIA EN LEON

La Medicina Interna veterinaria es la disciplina más amplia y compleja de todas, donde se tratan los problemas en los órganos internos mediante tratamientos no quirúrgicos. 

Se atienden los enfermos complejos, cuyo diagnóstico es difícil, o está afectado de varias enfermedades.

La Medicina Interna veterinaria constituye el eje central del que parten las distintas subespecialidades:

Gastroenterología
El término proviene del griego y se refiere al estudio del aparato digestivo, es decir aquello que compete a las enfermedades o patologías que le pueden localizar tanto en la boca como en el estómago o en los intestinos.

Los problemas que más frecuentemente atendemos en nuestras consultas suelen tener relación con dificultades en a la masticación, problemas de pérdida de piezas dentarias, mal aliento, sangrado de encías, masas que aparecen en la cavidad bucal; enfermedades inflamatorias intestinales, intolerancias alimentarias, úlceras a nivel del estómago etc.

Realmente el abanico de posibilidades es bastante amplio, fundamentalmente porque todas las partes que componen el sistema gastro-intestinal suelen estar interrelacionadas, lo que hace que cuando tengo un problema de infección en las encías, por ejemplo, se afecte la digestión. 

De ahí la importancia de ser veterinarios internistas con un amplio conocimiento de toda la medicina
interna y sus múltiples implicaciones en los distintos departamentos y sistemas del cuerpo.

Neumología
Se refiere al estudio de todo lo relacionado con la respiración, y dentro de ello debemos distinguir
aquellas enfermedades que afectan a la parte superior, es decir a lo que en medicina veterinaria denominamos las vías “altas” (que incluyen nariz, nasofaringe, laringe y tráquea), y las que afectan a la parte del tracto respiratorio inferior o (bronquios y pulmones). 

Las patologías respiratorias más referidas en la consulta son:
Las rinitis, es decir cuando tenemos estornudos, o problemas más graves como las bronquitis o el
asma felino. 

Capítulo aparte serían los cánceres que afectan al pulmón, y que no siempre tienen su origen en este órgano.

Urología

Se refiere al estudio de las enfermedades que afectan a la vejiga y uretra principalmente. 

Los pólipos, cristales en la orina y enfermedades del tracto urinario inferior de los gatos, son problemas diagnosticados con mucha frecuencia.

Nefrología

Es la especialidad médica dedicada al estudio de la estructura y la función renal. 

Hace referencia a cómo funciona nuestro sistema urinario, es decir si bebemos la suficiente cantidad de aguan, si
la micción de nuestra mascota es normal, o por el contrario puede tener un problema a ese nivel.

En estos casos solemos hablar de enfermedades renales, de dolor en alguna de las partes
implicadas o de infecciones urinarias, como problemas más habituales. 

En muchos casos relacionados con la edad, pero en otros muchos su origen es alimentario o tiene un componente
genético. 

En cualquier caso un estudio a tiempo nos permite, en la mayoría de los casos, que el paciente canino o felino pueda llevar una vida casi totalmente normal , y ante cualquier
anormalidad que observemos , siempre debemos acudir a la consulta veterinaria .

No debemos olvidar que en medicina veterinaria, por desgracia, y por el momento los trasplantes renales no
son factibles, ni tampoco lo es la diálisis que se utiliza en medicina humana para depurar un riñón que ya no es funcional ; por tanto debemos cuidar los riñones de nuestras mascotas .

Endocrinología

Es la especialidad médica veterinaria encargada del estudio del sistema endocrino y que es algo complejo de explicar, pero que todos entenderemos cuando hablamos de enfermedades como son la diabetes o alteraciones de la tiroides y Cushing, por ejemplo.

5/5 (14 Reviews)
Ir arriba