Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

TOS DE LAS PERRERAS

Introducción

La traqueobronquitis infecciosa canina (comúnmente llamada tos de las perreras)  es una enfermedad muy contagiosa del sistema respiratorio superior, que puede afectar a perros de diferentes edades, en forma individual, o más seriamente a poblaciones donde conviven muchos animales y en las que puede ser un problema muy complejo de solucionar.

Hasta no hace muchos años la traqueobronquitis infecciosa canina, se limitaba a lugares específicos en donde convivían animales hacinados en locales con poca ventilación y malas condiciones de higiene.

Hoy en día por diferentes circunstancias (ej: una mayor cantidad de exposiciones caninas) esta patología se encuentra ampliamente diseminada. Los signos clínicos aparecen de 3 a 4 días post – infección; es una infección respiratoria localizada.

Sintomatología de la tos de las perreras

El síntoma común asociado a esta enfermedad altamente contagiosa, es la presencia de una tos seca y paroxística característica, fácil de reconocer para el profesional actuante. 

La tos ronca “ladrido de foca”, se produce por la inflamación de las cuerdas vocales, a su vez existe una moderada expectoración al final de la misma, que el propietario suele confundir con vómito o con la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias superiores. 

Al examen físico al manipular la tráquea (reflejo tusígeno), es posible desencadenar la tos. Una historia de contacto reciente con un perro o grupo de perros infectados (con o sin síntomas clínicos), es habitual en el paciente enfermo.

Tratamiento de la tos de las perreras

Es común que esta enfermedad se autolimite en pocos días con ayuda  medicamentosa, aunque en determinadas circunstancias, algunos pacientes pueden requerir de un tratamiento más intenso para poder recuperarse. Es de importancia para el pronóstico conocer el estado vacunal del animal.

La patología suele ser más severa en cachorros de menos de 6 meses, sobre todo si se encuentran bajo condiciones de estrés (Ej.: jaula), llegando en algunos casos a producir una neumonía que puede comprometer la vida del animal. 

En el paciente aislado y sano es de relativa importancia, pues como dijimos anteriormente la mayoría de las veces se autolimita, el gran problema es cuando esta enfermedad se produce en lugares donde conviven gran cantidad de animales, como en el caso de perreras, criaderos, tiendas de mascotas, canódromos, exposiciones, etc. en donde puede ser un problema muy difícil y costoso de resolver, al extremo de que algunos perros deben ser sacrificados a causa de esta enfermedad. 

Muy raramente la traqueobronquitis infecciosa canina puede afectar a personas inmuno comprometidas o susceptibles que trabajan en estos lugares.

Agente causante de la enfermedad

Esta patología está causada por Bordetella bronchiseptica, una bacteria con alta afinidad por el epitelio respiratorio

Una bacteria no tan tenida en cuenta y no por ello menos importante es el Mycoplasma sp. que suele empeorar el cuadro inicial y mantenerse durante mucho tiempo en el sistema respiratorio. Se han recuperado Mycoplasma del 25% de perros sanos y 34 % con síntomas de traqueobronquitis infecciosa canina. 

Se asume que estos agentes actuando solos,  producen una mínima afección, aunque se comprobó que si la carga bacteriana en el tracto respiratorio es alta (infección experimental),  Bordetella bronchiseptica por si sola puede desarrollar la traqueobronquitis infecciosa. 

Todos ellos son eliminados por las secreciones respiratorias y adquiridos por los nuevos pacientes por inhalación, igual que lo que sucede con el resfriado entre los humanos.

La Bordetella bronchiseptica de hecho puede ser un habitante frecuente en el tracto respiratorio de los perros sanos, sin embargo al asociarse con otros virus, mas algún patógeno oportunista, puede terminar en una Traqueobronquitis severa. 

Se conocen numerosas cepas de Bordetella bronchiseptica que afectan a diversas especies, incluido el humano, y que poseen a su vez diferentes niveles de virulencia, lo que determina el curso y la gravedad del cuadro clínico.

Prevención de la tos de las perreras

La mejor prevención para un animal sano, sobretodo si es cachorro, es no exponerlo a otros animales. Si esto no es posible, la vacunación específica es la siguiente mejor opción. 

Si se trata de poblaciones, el mantenimiento de estrictas reglas de higiene, buena alimentación y por último la vacunación específica, son los pilares en los que deberíamos basar nuestra estrategia, para combatir esta enfermedad.

Para cualquier duda al respecto no dudes en consultarnos en nuestra clínica veterinaria en León, cuando decidas por ejemplo viajar o asistir a ferias con tu mascota o dejarla en una residencia.

Dra. María J.Cabeza

Dra. María J.Cabeza

Veterinaria colegiada nº1397
CLINICA VETERINARIA EN LEON MARIA J.CABEZA

5/5 (2 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

GATOS CON PEDIGREE PARTE II

GATOS CON PEDIGREE PARTE II

GATOS CON PEDIGREE. PARTE II Esta es la parte II de Gatos con Pedigree. Si deseas ir a la parte I, pulsa

GATOS CON PEDIGREE PARTE I

GATOS CON PEDIGREE PARTE I

GATOS CON PEDIGREE. PARTE I Esta el la parte 1 de Gatos con Pedigree. Si deseas ir a la segunda parte pulsa

microchip veterinario en mascotas-identificacion de perros y gatos en León

El microchip veterinario

MICROCHIP VETERINARIO Para que sirve el microchip veterinario En la sociedad en la que vivimos se hace más que necesario tener controladas

Ir arriba