urgencias veterinarias leon

URGENCIAS VETERINARIAS EN LEON

Nuestra clínica dispone de un servicio de urgencias veterinarias  24h a través de un número de teléfono, es decir no existe una persona físicamente las 24h del día dentro del centro, sino que acudirá al mismo siempre que el cliente lo demande y sea preciso. 

Está siempre disponible un veterinario de urgencias , y si por cualquier causa no pudiese acudir inmediatamente, se le derivaría a otro centro, pero siempre se le dará servicio.

El desarrollo de una clínica de emergencias o de los cuidados intensivos en el ámbito de una medicina de urgencias veterinarias son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad, aunque solo sea por el hecho del aumento en el número de mascotas en las últimas décadas.

El servicio de urgencias veterinarias y su funcionamiento están encaminados a manejar situaciones que no pueden esperar, procurando un nivel de atención lo más adecuado posible en función de cada paciente en particular.

Contrariamente a lo que quizás pudiese pensarse, cuando un dueño de mascota tiene un conocimiento adecuado de unos primeros auxilios o del manejo de una situación concreta, gracias a las indicaciones previas por parte del veterinario de urgencias , una situación a priori de emergencia puede no serlo tanto. 

De ahí que en nuestra clínica recomendemos y expliquemos a nuestros clientes la necesidad de tener un botiquín básico con aquellos elementos prácticos y sencillos que pueden solucionarles determinadas situaciones que no son realmente emergencias, pero si son situaciones de gran preocupación para los dueños de las mascotas.

Así, por ejemplo, nuestros auxiliares veterinarios instruyen a los dueños sobre la limpieza de una herida, los productos adecuados para lavar un ojo, o aquellos nutracéuticos que pueden resolver una diarrea aguda de un fin de semana estando de vacaciones.

Nunca debemos automedicar a nuestras mascotas, pues hacerlo sí puede suponer una emergencia médica: por intoxicación, intolerancia al excipiente, uso de medicamentos de humana en Veterinaria que no están autorizados, etc.

Nuestros auxiliares veterinarios explican procedimientos básicos, útiles en primeros auxilios y urgencias veterinarias tan sencillas como: el modo correcto de aplicar frío o calor, colocar un termómetro,  lavar una herida o inducir el vómito.

Pero para aquellos casos en que los primeros auxilios no sean en absoluto suficientes, o ante una emergencia real mucho más severa, debemos acudir al servicio de emergencias de la clínica veterinaria.

Cómo procedemos cuándo un paciente llega a nuestro servicio de Urgencias veterinarias:

Lo primero de todo, es que será valorado por personal de nuestro equipo veterinario de urgencias; se le realizará una primera exploración sistemática y completa estableciendo un triage, es decir: para determinar si nuestro paciente está en riesgo vital, es paciente crítico muy grave o menos grave.

A partir de ahí en nuestra clínica veterinaria se establecerá un protocolo de actuación, pruebas y tratamientos.

La prioridad siempre es la estabilización del paciente sea cual sea la causa de la emergencia.

Una vez estabilizado el paciente de urgencias o críticamente enfermo, nuestro veterinario de urgencias procura informar y preparar al propietario, de modo que sea consciente de los problemas iniciales de su mascota, del pronóstico del cuadro clínico que presenta, y de los costes de la evaluación y de la hospitalización de su animal.

En ocasiones, y debido a la gravedad o a las condiciones individuales del paciente, es preciso una estancia a corto o medio plazo ingresado en nuestra UCI veterinaria. 

Gracias a la preparación de nuestro personal y a los medios de los que disponemos en la clínica, podemos llevar a cabo la mayor parte de los procedimientos necesarios en estos casos, gracias a que disponemos de un laboratorio propio disponible las 24 horas del día que nos permite realizar análisis de sangre, análisis de orina y estudio de la viabilidad de los órganos vitales.

La monitorización directa de la presión arterial gracias a un aparato específico a tal efecto, es fundamental ante una situación de emergencia. 

También el poder llevar a cabo una transfusión de sangre o técnicas de nutrición enteral y parenteral en estos pacientes críticos, y por supuesto la posibilidad de suministrar ventilación asistida durante el tiempo que esté hospitalizada.

Así mismo, el poder realizar una prueba radiológica o de ecografía nos ayudan indudablemente en la resolución de un paciente críticamente enfermo.

No hay que olvidar que una situación de emergencia puede tener un desenlace fatal, pero creemos que la preparación y los medios de los que disponemos son vitales para inclinar la balanza favorablemente hacia nuestros pacientes.

Porque, aunque trabajamos por la prevención, creemos que también hay que estar preparados para una intervención rápida y eficaz cuando la situación así lo requiere.

5/5 (77 Reviews)
Ir arriba