Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

BRITISH SHORTHAIR

Historia del gato British shorthair

El British shorthair no es una raza pura originaria sino que es el resultado de varios cruces, en concreto procede de los gatos domésticos de pelo corto los cuales fueron introducidos en las Islas Británicas por los romanos.

Harrison Wier comienza a domesticar al gato común británico que vivía en las calles y después de cruces y selección de algunos ejemplares en concreto consiguió llegar al gato que conocemos hoy en día como British Shorthair.

Harrison Weir elaboró un estudio acerca de los  British Shorthair basándose en una selección de gatos que fueron expuestos, por primera vez, en la primera exposición felina en el The Crystal Palace de Londres en 1871, donde el British Shorthair batió todos los récords de popularidad, compitiendo incluso con el gato Persa.

Fueron llamados British Shorthair para distinguirlos de gatos extranjeros, como el gato oriental, y de los gatos de pelo largo, como el gato de Angora, no obstante no fue inscrito oficialmente en el registro de razas hasta el año 1980.

Características del British shorthair

En cuanto a su apariencia lo que más nos llama la atención es su pelaje, corto, duro y sobre todo muy espeso, se dice que esto les hace ser muy impermeables al clima húmedo típico de las Islas Británicas.

Los colores pueden variar desde el típico azul grisáceo hasta el crema blanco, negro, etc…

Son muy cariñosos y sociables les encanta estar acompañados de los humanos y se llevan bien sobre todo con los niños de carácter tranquilo y equilibrado se suelen adaptar sin problemas a vivir en el interior de una casa.

Gracias a este carácter, en los últimos años se ha hecho muy popular y es buscado por aquellas personas que desean un compañero cariñoso y tranquilo para compartir su vida.

Cuidados veterinarios del gato British shorthair

Por lo general es un gato que goza de buena salud es fuerte y robusto y no suelen presentarse en  ellos problemas, aún así podemos destacar alguna patología que se les puede asociar a su raza por ejemplo la enfermedad del riñón poliquístico, tambien llamada PKD.

Esta enfermedad está causada por un gen defectuoso en los gatos, que provoca que los gatitos nazcan con pequeños quistes en los riñones e incluso a veces en el hígado que con el paso de los años se hacen cada vez más grandes hasta que finalmente destruyen al órgano afectado.

Esta enfermedad no tiene cura, pero un diagnóstico precoz hará que podamos pautar una dieta especial y una medicación específica que retrase su avance.

Los cuidados que necesita un British Shorthair son muy sencillos, en cuanto a su pelaje bastará con un cepillado regular para eliminar el pelo muerto. Los baños pueden hacerse también de forma regular ya que por el hecho de ser un gato y vivir en el interior de una vivienda, no está exento de su correcta higiene.

Lo que si debemos cuidar es la utilización de un champú específico para su piel y su pelo que debes consultar a tu veterinario. Tienes más información al respecto en el post de nuestra clínica veterinaria  cómo bañar a un gato

Otro cuidado que debemos tener en cuenta desde un punto de vista veterinario es revisar y limpiar de forma regular con una gasa y un limpiador específico sus ojos y sus oídos, y si observamos algo extraño o distinto en el comportamiento habitual de nuestro felino, deberemos acudir a la clínica veterinaria lo antes posible.

En cuanto a su alimentación te aconsejamos consultar en nuestra clínica veterinaria en León sobre el mejor alimento para cada raza y etapa de tu amigo gatuno.  Acércate a nuestra tienda especializada veterinaria en León y te orientaremos hacia la dieta más apropiada para cuidar la salud de tu gatito.

clinica amable gatos-Maria J. Cabeza

Dra. María J.Cabeza

Dra. María J.Cabeza

Veterinaria colegiada nº1397
CLINICA VETERINARIA EN LEON MARIA J.CABEZA

5/5 (7 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

dermatitis atopica

DERMATITIS ATOPICA

DERMATITIS ATOPICA Dermatitis atópica en perros La dermatitis atópica es una enfermedad muy compleja, crónica y que se presenta con frecuencia en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba