Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

MICROCHIP VETERINARIO

Para que sirve el microchip veterinario

En la sociedad en la que vivimos se hace más que necesario tener controladas a nuestras mascotas de forma individual, fiable y permanente, por ello, se usa un medio que nos permita identificar a cada animal y almacenar la información en una Base de Datos de Identificación.

El método que ha sido considerado como el más eficaz para ello ha sido la utilización del microchip.

En España, este sistema de identificación es OBLIGATORIO PARA PERROS y para gatos en algunas CCAA, con lo cual, nos encontramos un porcentaje muy alto de gatos domésticos sin identificar, y un número importante de perros que tampoco lo están.

En este artículo vamos a analizar qué es un microchip, cómo se coloca y para qué sirve, ya que, no por conocido, deja de plantear dudas entre los propietarios de mascotas.

Podríamos decir que el microchip es en perros y gatos lo que el DNI en las personas.

¿Qué es un microchip veterinario de identificación?

Físicamente el microchip es un pequeño sistema electrónico formado por un microchip, propiamente dicho, que es una pieza pequeña que almacena mucha información mediante un circuito integrado y está revestido por una cápsula del tamaño de un grano de arroz.

Está cápsula es de cristal suave y biocompatible, esto quiere decir que no provoca alergias o rechazo por parte del organismo del animal.

La duración aproximada es de 25 años, esto significa, qué tendremos que microchipar a nuestra mascota solamente una vez en la vida.

La cápsula del microchip protege en su interior un circuito integrado que contiene un código de 9 dígitos y 4 letras, al que se le va asociando toda la información del animal (nombre del perro o gato, nombre del dueño, dni, dirección, teléfonos de contacto, etc…) que se irá almacenando en la Base de Datos de Identificación de Animales de Compañía de la propia CCAA en la que se de de alta a la mascota.

Este código solo puede leerse con un dispositivo especial que suelen tener los Veterinarios o las Clínicas veterinarias y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En ocasiones en la clínica veterinaria, nos encontramos que algún propietario teme que la implantación del microchip pueda hacer daño a su mascota.

Para tranquilizar a los propietarios les informaremos que el procedimiento es indoloro para el animal,  y qué consiste en colocar el microchip debajo de la piel del perro o gato mediante un inyector.

Implantación del microchip en perros y gatos

Se coloca al lado izquierdo del cuello y tiene un sistema antimigración para que permanezca dónde lo hemos implantado durante toda su vida.

Este procedimiento debe ser realizado por un veterinario. En gatos si son nerviosos puede ser necesario una sedación ligera para que se pueda implantar el microchip de forma correcta.

Una vez implantado procederemos a dar de alta a la mascota en la Base de Datos de Identificación de Animales de Compañía de la CCAA en la que nos encontremos.

La edad de implantación oscila entre el mes y medio y los tres meses de edad, por lo general el mismo día de la implantación del microchip el cachorro será vacunado contra la rabia y se le hace un Pasaporte.

Una vez que hemos implantado el microchip comprobaremos pasando el lector por su cuello, que está ubicado correctamente y que su número de identificación corresponde con el número que hemos dado de alta en la base de datos.

Ventajas de la implantación de un microchip veterinario

Si aún no sabías para qué sirve un microchip, debes saber que gracias al mismo:

– Se localizan los animales perdidos. Si nuestro perro o gato se extravía, veterinarios, protectoras de animales, Autoridades y Seprona, podrán acceder a nuestros datos mediante la lectura de su chip. Por ello  cada vez son más las personas que además de microchipar a su perro, lo hacen también a su gato.

– De todos es sabido que nuestros mininos son especialmente curiosos y especialistas en desaparecer sigilosamente, por ello, si nuestra mascota está microchipada, se nos podrá ser devuelta sin problema si alguien la encuentra.

– Se controla sanitariamente la población animal de un municipio o CCAA. Gracias a esto se pueden controlar todas las desparasitaciones y vacunas antirrábicas realizadas a los animales y el estado sanitario de los mismos. Fundamental para garantizar la seguridad y salud de todos.

-Si no se evita, por lo menos se controlan los robos y estafas de mascotas. Si el animal tiene microchip será más difícil que nos lo roben o que nos estafen, ya que gracias al microchip podremos comprobar y demostrar quién es el propietario legal.

– Se reducen o evitan los abandonos. Por suerte en España está legalmente penado el abandono y el maltrato a los animales. Con este sistema podemos probar quién es el culpable de un abandono o de un maltrato animal.

Conclusiones y consejos de tus veterinarios en León

En conclusión, debemos saber que en España es obligatorio por ley identificar a todos los perros y en algunas CCAA también a los gatos, mediante microchip.

En caso de no hacerlo puedes ser  sancionado con multas económicas.

Sé un propietario responsable e identifica a tu mascota.

Si aún tienes dudas acerca del uso o implantación del microchip veterinario,  desde nuestra clínica veterinaria en León aclararemos tus dudas para que puedas legalizar la situación de tu mascota lo antes posible.

Dra. María J.Cabeza

Dra. María J.Cabeza

Veterinaria colegiada nº1397
CLINICA VETERINARIA EN LEON MARIA J.CABEZA

5/5 (7 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

Gato Bengali-gatos León-razas de gatos-cat friendly-mariacabeza-veterinaria

El Gato Bengalí

EL GATO BENGALÍ Origen del gato Bengalí El gato bengalí o gato bengala tiene un origen muy reciente, podemos decir que la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba