Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Gestionar el miedo a los petardos en mascotas

El miedo es un mecanismo adaptativo que ayuda al animal a no enfrentarse a estímulos que podrían acabar con su vida. Es algo que no podemos controlar y es innato a la propia naturaleza de los animales y del hombre.

Pero cuando el miedo es desproporcionado y no se corresponde el nivel de respuesta con el nivel del estímulo, podemos hablar de que existe una fobia.

Miedo a los petardos y fobia

Que nuestra mascota padezca de miedo a los petardos y que este pueda convertirse en una fobia o no, depende de varios factores como son la herencia, el periodo de socializacion de cachorro y si ha tenido experiencias negativas. 

Para identificar si el perro tiene una fobia hay que observar alguno de los síntomas propios, cómo son los jadeos,  la ansiedad, los temblores, hipersalivacion, huidas descontroladas, orinarse encima, instintos destructores, etc.

Tratamiento para el miedo a los petardos

El tratamiento que podemos emplear estará basado en técnicas de desensibilización y contra condicionamiento. 

De lo que se trata es de exponer al perro a niveles bajos del estímulo e ir progresivamente aumentando la exposición  al estímulo mientras se realizan actividades placenteras con él, como jugar, dar comida y practicar ejercicios de refuerzos positivos.

El objetivo de estos refuerzos positivos es que nuestra mascota deje de tener una respuesta negativa ante el estímulo que le ha provocado la fobia y que por el contrario tenga un estímulo positivo.

En este proceso nos ayudará tener un entorno seguro, utilizar feromonas de apaciguamiento como Feliway o Adaptil, también el uso de nutracéuticos para inducirle a un estado de calma, y podemos incluso utilizar bajo la supervisión de nuestro veterinario algún fármaco que le ayude a calmar su ansiedad.

Ambiente seguro o refugio

Como hemos dicho,  crear un ambiente seguro será muy importante para nuestra mascota. 

Un  sitio seguro  para nuestra mascota puede ser desde una habitación, un transportín, su escondite favorito, una caja de cartón… cualquier cosa o lugar que previamente hayamos reforzado positivamente.

Cuando comiencen los ruidos deberemos dejar y facilitar que nuestra mascota pueda acceder a su sitio seguro.

El comportamiento de los gatos ante los ruidos no difiere de los perros demasiado, por ello los dueños de los gatos debemos facilitar a nuestras mascotas que ante ruidos inesperados puedan esconderse en lugares seguros y permanecer allí hasta que hayan cesado.

También nos ayudará el uso de feromonas como feliway o adaptil en estos lugares.

Nunca debemos olvidar que nosotros como propietarios somos la figura que representa la seguridad para nuestra mascota, y si buscan nuestra compañía en estos momentos, bajo ningún concepto debemos negársela.

Dra. María J.Cabeza

Dra. María J.Cabeza

Veterinaria colegiada nº1397
CLINICA VETERINARIA EN LEON MARIA J.CABEZA

5/5 (13 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

Gato Bengali-gatos León-razas de gatos-cat friendly-mariacabeza-veterinaria

El Gato Bengalí

EL GATO BENGALÍ Origen del gato Bengalí El gato bengalí o gato bengala tiene un origen muy reciente, podemos decir que la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba