Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

LITOTRICIA LASER EN VETERINARIA

Para que usamos la litotricia laser en la clínica veterinaria

Es una técnica novedosa y mínimamente invasiva para tratar la urolitiasis en perros y gatos.

La urolitiasis es una afección frecuente responsable de la enfermedad de las vías urinarias inferiores o superiores en perros y gatos y que consiste en la formación de cálculos urinarios o piedras en la vejiga o en la pelvis renal o los uréteres de los riñones.

Se asocia con la precipitación y formación de cristales de una amplia variedad de minerales cuya formación es una causa común de diferentes patologías de vías urinarias bajas y altas en perros y gatos.

Los tipos más frecuentes de urolitos en veterinaria son de mayor a menor frecuencia, estruvita, oxalato cálcico, urato, cistina, silicio, fosfato cálcico y mixtos. Las consecuencias de la presencia de urolitos en el tracto urinario son las infecciones o cistitis recurrentes, la obstrucción urinaria frecuentemente en uretra de machos o uréteres y formación de pólipos vesicales debido a una reacción hiperplásica de la mucosa.

Los síntomas relacionados con la persistencia de urolitos en el tracto urinario puede presentarse con signos de hematuria persistente, estranguria y disuria, y puede causar infecciones recurrentes del tracto urinario, obstrucciones uretrales y ureterales como comentamos; a parte de situaciones más graves como azotemia post-renal, pérdida de la funcionalidad renal e incluso la muerte del animal en algunos casos.

Como tratar la urolitiasis en perros y gatos

La terapia médica, que incluye modificaciones de la dieta para que el animal beba más agua y fármacos que alteran el pH de la orina, puede ayudar en el control de la formación de urolitos, pero dependiendo del tipo de urolito, el manejo médico es difícil y la recurrencia suele ser frecuente.

Normalmente existe una dieta específica para tratar cada tipo de mineral, así por ejemplo los cristales de Estruvita se pueden disolver con dieta, pero no así los cristales de Oxalato cálcico que requieren en la mayoría de los casos tratamientos quirúrgicos.

En estos casos y hasta la fecha, el tratamiento de elección era quirúrgico mediante cistotomía o uretrostomía, métodos invasivos no ausentes de complicaciones. La litotricia se presenta como una opción menos invasiva, que ofrece una rápida resolución de los signos clínicos de obstrucción y disminuye el dolor posoperatorio.

No hay diferencia en la eficacia con respecto a la cirugía tradicional de vejiga, pero sí disminuyen las complicaciones posquirúrgicas y desde luego se presenta como la mejor opción en uretra, uréteres y pelvis renal, en caso de ser posible el acceso.

Que es la litotricia en veterinaria

La litotricia en veterinaria es una técnica quirúrgica y poco invasiva para perros con urolitiasis en los que terapia médica convencional no es apropiada. La técnica consiste en la fragmentación de los cálculos de vías urinarias inferiores y superiores, para facilitar su extracción o eliminación natural por parte del paciente.

Litotricia extracorpórea

Se basa en la utilización de ondas de choque que generan fuerzas tensionales en la superficie y el interior del cálculo, que terminan por fragmentarlo.

Necesitamos un sistema de generación de ondas de choque (existen diversos sistemas: fuentes de energía electrohidráulica, electromagnética o piezoeléctrica) y un medio adecuado para la transmisión de esta onda al interior del paciente (bañera o cojín de agua). Para localizar el cálculo y poder dirigir la onda de choque se emplea la fluoroscopia o la ecografía.

La litotricia extracorpórea está indicada en cálculos del aparato urinario superior, pelvis renal y uréteres, en los que el cálculo no se desplaza durante el tratamiento, y en las que es difícil un acceso visual directo mediante endoscopia. Se puede emplear en pacientes felinos y caninos.

Las posibles complicaciones de la litotricia extracorpórea con ondas de choque dependen de la dosis (potencia y número) e incluyen daño renal como hematuria, daños vasculares incluidas hemorragias renales y hematomas perirrenales, obstrucción ureteral, disminución de la tasa de filtración glomerular y fallo renal, así como alteraciones extrarrenales que incluyen un aumento de los enzimas hepáticos, pancreatitis, daño intestinal y diarrea.

Litotricia intracorpórea

Para la realización de la litotricia intracorpórea, necesitamos un generador de energía capaz de fragmentar los cálculos sin provocar daños en las estructuras adyacentes, y endoscopios (cistoscopios, ureteroscopios o ureterorendoscopios) capaces de introducirse en la cavidad que pretendemos tratar, de proporcionarnos suficiente luz y calidad de imagen, y permitirnos el paso de los instrumentos necesarios para la fragmentación y posterior extracción.

Nuestra principal limitación va a ser el tamaño de nuestro paciente y la disposición anatómica de la uretra. Esta litotricia intracorpórea, incluye distintos tipos: Mecánica, Neumática, Ultrasonidos, Ondas de choque electrohidráulicas o Láser.

Dentro de estos tipos, la litotricia con ondas de choque electrohidráulicas y el láser son los dos métodos más estudiados y utilizados. Hoy en día la litotricia laser veterinaria a superado en seguridad y eficacia a la litotricia por ondas de choque y es la primera la que vamos a describir con más detalle en este artículo.

Para la utilización de cualquiera de estas dos técnicas, es necesaria una endoscopia. Los cálculos que tratamos en nuestro centro veterinario en León y en los que aplicamos estas técnicas son, con mayor frecuencia, los cistolitos y los cálculos alojados en uretra.

La cistoscopia en hembras caninas y felinas se realiza con cistoscopios de 2,7 mm a 1,9 mm que, alojados en vainas de cistoscopia, nos permiten el paso de las sondas de litotricia necesarias, hasta la localización del cálculo.

En el caso de perros machos y en felinos, realizaremos la endoscopia con endoscopios flexibles de entre 2 y 3 mm, con canales de trabajo de 1,2 mm al menos. Se emplean también ductoscopios, endoscopios de menos de un milímetro, semirrígidos, que son empleados en Medicina Humana para la exploración del conducto galactóforo o conductos lacrimales, y que permiten el paso de sondas láser especiales.

Litotricia láser veterinaria

La litotricia láser ha sido descrita como método para la eliminación de cálculos en vías urinarias y biliares en humanos, caballos, rumiantes y cerdos.

Para la litotricia láser vamos a necesitar un cistoscopio o ureterorenoscopio rígido o flexible, que nos va a permitir realizar uretroscopia, cistoscopia y, en ocasiones, ureterorenoscopias.

El láser que se emplea es un Holmium Yag Láser que trabaja a una longitud de onda de 2080(2100) nm. Con impulsos de energía de 500-1700 mJ y frecuencia de pulsos de 4-8 Hz.

La longitud de onda de trabajo favorece la absorción de la energía en menos de 0,5 mm de fluido, lo que hace su uso muy seguro, y limita mucho el riesgo de daños en el uroendotelio. Además, combina propiedades de corte de tejido, lo que nos puede ayudar en el caso de estenosis o adherencias provocadas por el cálculo, y también propiedades de coagulación.

Para la fragmentación del cálculo no es necesario el contacto directo. Dependiendo del cálculo, se produce la fragmentación o la vaporización, por lo que en este último caso mejoramos los tiempos del procedimiento y reducimos las complicaciones.

En estudios realizados que revisan la eficacia del método, se habla de éxitos en el tratamiento de la urolitiasis de más del 85% de las ocasiones. Las complicaciones posoperatorias se resuelven generalmente con tratamiento médico de corta duración.

Consejos de tu clínica veterinaria

Desde la clínica veterinaria María J. Cabeza apostamos por la litotricia laser, que se nos presenta como una alternativa al tratamiento quirúrgico tradicional, y es una técnica fiable, eficaz y menos cruenta en el tratamiento de la urolitiasis en pequeños animales.

La endoscopia, como técnica complementaria a la litotricia intracorpórea, es cada vez más habitual en el diagnóstico y tratamiento de las patologías del tracto urinario. La visualización directa de las estructuras nos aporta además una información muy útil.

Si tu perro o gato sufre de Urolitiasis, ponte en manos de un especialista veterinario que pueda acertar con el tratamiento más adecuado para tu mascota. Porque se merece lo mejor, pide cita en nuestro centro veterinario en León para valorar tu caso.

Dra. Maria J Cabeza

Dra. Maria J Cabeza

Directora de la Clinica Veterinaria en León Maria J. Cabeza.
Veterinaria Colegiada:1397

5/5 (4 Reviews)

Otras entradas que te pueden Interesar

Eleccion del macho tener cachorros

Eleccion del macho para tener cachorros

ELECCION DEL MACHO PARA TENER CACHORROS La decisión de tener descendencia con nuestra mascota Cuando nos referimos a la crianza de un

hipertiroidismo felino

Hipertiroidismo felino

HIPERTIROIDISMO FELINO Introducción al hipertiroidismo en gatos La enfermedad que nos ocupa en este artículo es una de las más comunes en

calicivirus felino

Calicivirus felino

CALICIVIRUS FELINO Por desgracia todavía a día de hoy, nos vemos obligados a hablar de virus, en concreto del coronavirus que está

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba